El técnico Marc Sampson mostró su tristeza y emoción tras la cruel derrota de Inglaterra en las semifinales de Canadá 2015 por un gol en propia meta.