China triunfa en su tierra
© Getty Images

Después de 13 días y 11 reñidos encuentros, el Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Femenino Nankín 2014 ha echado el telón y ya sabemos cómo ha quedado la tabla de clasificación. Hace cuatro años, en Singapur, Chile conquistó la edición inaugural del certamen. El 26 de agosto, Venezuela abordó la final con la intención de que el oro se quedara en Sudamérica, pero China se cruzó en su camino.

Momentos destacados
Triunfo histórico
China se impuso por un inaudito 0-5 a Venezuela en el duelo por la gloria olímpica. Las pupilas de Lu Yiliang no dieron ni la más mínima opción a las Vinotinto, dirigidas por Kenneth Zseremeta y con seis veteranas de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA en sus filas. Lo que se anunciaba como un choque parejo resultó ser una contienda desigual que culminó en histórica victoria para las locales. Así, las Rosas de Acero cosecharon el mejor resultado de China en una competición de la FIFA. Igual que Venezuela, a pesar de que tuvo que conformarse con la plata.

Si Trinidad y Tobago terminó quinta en Singapur, la representante de la CONCACAF en Nankín, México, fue un paso más allá y se colgó el bronce. Las aztecas ganaron por 3-1 a Eslovaquia con gol in extremis incluido de Daniela García. Bajo la batuta de la exdefensa internacional Mónica Vergara, las hábiles y avezadas Tricolores ya habían empatado a 1-1 en semifinales con Venezuela, una de las claras favoritas, si bien terminaron cayendo en los penales.

Logros cruciales
Aunque quedó fuera del medallero, Papúa Nueva Guinea registró progresos en su segundo Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Femenino. Su debut en Singapur se saldó sin puntos ni goles. En Nankín empezó del mismo modo, con 11 tantos en contra en sus dos compromisos de la fase de grupos. Sin embargo, su suerte cambió en el choque por la quinta plaza, en el que superó a Namibia por 3-2. A las africanas, no obstante, su tercer tropiezo consecutivo no les hizo mella, dado que materializaron dos fantásticos goles. También merece la pena mencionar a Eslovaquia, que mostró una gran proyección en su primera participación en una competición de la FIFA. Las europeas ganaron un encuentro y perdieron en los penales frente a China al concluir el tiempo reglamentario en empate.

Valientes guardametas
El fútbol es un deporte para los valientes, como demostraron tres arqueras del Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Femenino. La de Papúa Nueva Guinea, Eileen Daviaga, se lesionó el dedo corazón en el calentamiento previo al duelo contra Eslovaquia, pero eso no le impidió apretar los dientes y jugar los 80 minutos completos. La venezolana Nayluisa Cáceres se hizo daño en el tobillo en un encontronazo con una jugadora mexicana. La tenaz arquera no solo soportó el dolor hasta el final, sino que además transformó su lanzamiento en la posterior tanda penal. El mismo arrojo que demostró la china Zheng Jie, que salió como suplente minutos antes de la decisiva tanda penal contra Eslovaquia y derrochó habilidad y flexibilidad atajando dos disparos que propiciaron el pase de las anfitrionas a la final.

Goleadas
Y para no ser menos que las aguerridas porteras, las delanteras de los conjuntos finalistas también hicieron alarde de su buen hacer en ataque. La Bota de Oro de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2014, Deyna Castellanos, vio puerta siete veces en sus dos primeras citas en Nankín y desde el comienzo se postuló como firme candidata a repetir galardón. Entretanto, China estableció un nuevo récord, el del margen de victoria más amplio, al endosar un rotundo 0-10 a Namibia. Ma Xiaolan terminó segunda en la tabla de máximas anotadoras con cinco realizaciones, una más que la capitana de Eslovaquia, Martina Surnovska. Sin olvidar a Daniela García, que estuvo imperial con México con tres dianas y cuatro asistencias.

Figuras y sorpresas
En el Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Femenino de Nankín tomaron parte ocho veteranas del Mundial Sub-17 disputado en Costa Rica en abril, y su experiencia previa fue fundamental para el éxito de sus selecciones. La venezolana Castellanos deslumbró en el estadio Wutaishan, mientras que la capitana de México, Montserrat Hernández, y la defensa Kimberly Rodríguez fueron cruciales de camino a la medalla de bronce. La capitana de China, Zhao Yujie, y la extremo Jin Kun fueron a más con cada partido y están llamadas a convertirse en piezas clave del combinado absoluto.

Igual de impresionante estuvo la mediapunta eslovaca Martina Surnovska, que exhibió su talento con actuaciones sobresalientes. Y por último, la diminuta delantera de Papúa Nueva Guinea Bellinda Giada, quien a pesar de sus 1,55 metros de estatura, marcó un doblete contra Namibia y promete dar muchas alegrías al fútbol de Oceanía en el futuro.

La frase
"Estábamos seguros de poder imponernos al rival en la final, pero no esperaba que fuese tan sencillo. Las chicas abordaron el encuentro con muchas ganas, así que controlamos el partido de principio a fin. Perfeccionamos nuestro propio estilo de juego durante la concentración y el certamen, además, estas jugadoras poseen un potencial tremendo. La próxima tarea serán los preliminares de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA y espero que las jugadoras sigan progresando". Liu Yiliang, seleccionador de China.

Selecciones participantes
China, México, Namibia, Papúa Nueva Guinea, Eslovaquia y Venezuela

Clasificación
1. China
2. Venezuela
3. México
4. Eslovaquia
5. Papúa Nueva Guinea
6. Namibia

Ciudad sede y estadios
Estadios Wutaishan y Jiangning ambos en Nankín

Goles marcados
56 (5,09 de media por partido)

Máximas anotadoras
1 Deyna Castellanos (VEN): 7 goles y 1 pase de gol
2 Ma Xiaolan (CHN): 5 goles y 1 pase de gol
3 Martina Surnovska (SVK): 4 goles y 0 pases de gol

Trofeo FIFA Fair Play
México

Asistencia
67.190 espectadores (6.108 de media por partido)