El regreso de River Plate domina la escena
© AFP

El regreso de River Plate a la Primera División es la nota saliente del nuevo Torneo Inicial de Argentina, que comienza este viernes 3 de agosto con el debut del campeón Arsenal ante Unión de Santa Fe. Con pocos nombres rutilantes, la competencia se prevé reñida y llena de tensión, ya que algunos pretendientes al título deberán mantener inevitablemente un ojo en el promedio del descenso. FIFA.com la analiza a continuación.

El campeón
Si bien Gustavo Alfaro mantiene buena parte del plantel que le dio su primer título histórico a Arsenal, sufrirá las bajas sensibles del zaguero Guillermo Burdisso y el atacante Luciano Leguizamón. Tampoco contará con el efecto sorpresa, ese que le permitió escapar en silencio a la zona del descenso hasta dar el zarpazo final: hoy todos querrán bajar al campeón… Fiel a su estilo incorporó apellidos de bajo perfil, pero mantiene el sello de rival duro y difícil. “Apuntamos a estar arriba. Ojalá podamos lograr otro título, pero si nos metemos entre los primeros cinco estoy conforme”, afirmó Alfaro.

Otros aspirantes
A pesar de la partida de algunos jugadores importantes, entre los que sobresale Juan Román Riquelme, Boca Juniors conserva lo necesario para revalidar sus lauros: un grupo de buenos futbolistas con una identidad clara de juego que ya le ha dado resultados, como lo demuestran un título y un tercer puesto en los últimos dos torneos. Sin doble competencia, los de Julio Falcioni son candidatos.

Algo similar sucede con Vélez Sarsfield, Lanús y Tigre, quienes aún atravesando procesos de recambio cuentan con material para mantenerse entre los contendientes. Ahora, si es por cantidad y calidad de refuerzos, también habría que incorporar a los dos clubes de Avellaneda, Racing Club e Independiente. El gran desafío de sus entrenadores Luis Zubeldía y Christian Díaz será ensamblar rápidamente a tantos apellidos nuevos.

La diferencia en el caso de Independiente es que, al mismo tiempo, deberá cuidar su promedio para evitar problemas con el descenso, algo con lo que también deberán convivir aspirantes como Newell’s Old Boys, San Lorenzo y River Plate que, liderado por el franco argentino David Trezeguet y conducido por Matías Almeyda, está obligado a apuntar a los puestos de vanguardia.

¿Sabías qué…?
La temporada en Argentina seguirá constando de dos torneos, renombrados Inicial y Final, que continuarán proclamando un campeón cada uno. La novedad es que los ganadores de ambas competiciones se enfrentarán luego para determinar al Supercampeón. En lo que respecta al descenso continúa en vigencia el sistema de promedios, pero en vez de dos serán tres los equipos relegados directamente a mediados de 2013. Aquí, el gran cambio radica en la desaparición de las promociones o reválidas con equipos de Segunda División.

Principales fichajes
La vuelta de los ex mundialistas Maximiliano Rodríguez y Diego Placente a Newell’s Old Boys y Argentinos Juniors, sus clubes de formación, y la llegada del arquero Oscar Ustari a Boca Juniors se transformaron en los regresos más sonados de futbolistas argentinos. También retornaron dos extranjeros de larga trayectoria en el país, el colombiano Fabián Vargas y el paraguayo Claudio Morel Rodríguez, aunque para vestir la camiseta de Independiente y no la de Boca que los vio triunfar.

Sumamente intenso fue, en cambio, el movimiento del mercado interno, destacándose los traspasos del ex campeón mundial Mauro Camoranesi a Racing Club, Marcelo Barovero a River Plate, Luciano Leguizamón a Independiente y Sebastián Sosa a Vélez Sarsfield.

Números que hablan
21. Es la cantidad de años que pasaron desde que el fútbol argentino tuvo una final para determinar al mejor equipo de la temporada. En aquella oportunidad, a diferencia del sistema actual, los ganadores de cada torneo no eran considerados campeones. Así, el título de la campaña 1990/1991 fue para el Newell’s de Marcelo Bielsa, que derrotó por penales al Boca dirigido por el Maestro Oscar Washington Tabárez en la Bombonera.

Palabras mayores
“En River las ambiciones son elevadas, no pensamos en los 50 puntos que se necesitan para no tener problemas con el promedio. El objetivo es hacer bien las cosas y llevar al club adonde se merece. Contamos con jugadores de un calibre importante, sobre todo los más jóvenes, que han crecido y tienen la oportunidad de consolidarse en Primera. Hay muchas expectativas”. David Trezeguet, delantero y capitán de River Plate.

¡Que se oiga tu voz!
¿Quién ganará el Torneo Inicial? ¿Podrá River estar en la pelea? ¿Logrará Arsenal defender su título, será Boca el equipo a batir o habrá llegado el momento de Racing? ¡Participa!