Boca Juniors no levanta
© EFE

El modesto All Boys, que solo había sumado un punto en dos jornadas, se ha aprovechado del mal momento que atraviesa Boca Juniors y le ha ganado por 2-0 en el tercer capítulo de la Liga argentina 2013 de fútbol.

El medio centro Oscar Ahumada (m.51) y Ángel Vildozo (m.61), de penal, anotaron los goles del conjunto del barrio porteño de Floresta, que no podía ganar en casa en los últimos cinco encuentros que había disputado.

El entrenador del Boca, Carlos Bianchi, ha efectuado numerosos cambios en el equipo en las dos últimas semanas, pero el resultado es negativo, con lo cual se refuerzan sus expresiones al comienzo del presente curso, cuando dijo que "habrá que acostumbrarse a sufrir" en el primer semestre del año.

Bianchi también advirtió que "un jugador no salva a un equipo" al referirse a la reincorporación de Juan Román Riquelme, quien todavía no se ha recuperado de la inactividad que mantuvo durante siete meses, cuando había decidido alejarse del club.

El Boca había vencido al Quilmes (3-2) en la primera jornada, tras remontar un 0-2, e igualado a cero en su visita al Atlético Tigre, en ambas ocasiones con bajos rendimientos colectivos e individuales.

Valiosos puntos
El Quilmes, que intenta alejarse de la zona del descenso, obtuvo su segunda victoria en la competición ante el Unión de Santa Fe (0-3), el equipo que se encuentra en la peor situación para mantenerse en la categoría.

Los goles del conjunto cervecero los marcaron Jacobo Mansilla (m.6), Fernando Elizari (m.40) y Sebastián Romero (m.90).

En equipo santafesino terminó el encuentro con nueve jugadores por las expulsiones de Diego Barisone (m.68) y Juan Pablo Avendaño (m.76). En los minutos finales del encuentro la afición local gritó a sus jugadores a viva voz "que se vayan todos".

Al frente del campeonato quedó Lanús, que le ganó por 1-0 a Vélez Sarsfield con gol de Silvio Romero (36), y por el momento es el único equipo que ganó los tres partidos que disputó.