Forlán debuta con igualdad en el Inter

El Internacional, en el debut del uruguayo Diego Forlán, mejor jugador de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, cedió un empate 0-0 en su casa al Vasco da Gama.

Forlán, uno de los principales fichajes del Campeonato Brasileño se movió bastante y creó una clara oportunidad para abrir en el marcador a los 37 minutos, pero al final tuvo un desempeño discreto y dejó clara su falta de ritmo.

El uruguayo fue muy festejado por los hinchas, que aguardaban con ansiedad su recuperación para poder verlo con el uniforme del Internacional al lado del argentino Andrés D'Alessandro, la máxima estrella del equipo.

El empate a domicilio en partido de la decimotercera jornada del Campeonato Brasileño le permitió al Vasco da Gama consolidarse como el segundo, con 30 puntos, y a sólo uno del líder, el Atlético Mineiro, de Ronaldinho Gaúcho, que el domingo visitará al Fluminense.

El Internacional, campeón de la Copa Libertadores en 2010, no consiguió mantener la racha de victorias que lo había catapultado hasta el quinto lugar en la clasificación y permanece temporalmente en esa posición, pese a que aspiraba a una victoria para poder ascender hasta el tercer puesto.

Falta de ritmo
El club de Porto Alegre sintió la falta de ritmo de Forlán y la ausencia del delantero Dagoberto, que se recupera de una lesión, y fue presa fácil de un Vasco da Gama que, incluso como visitante, llegó a amenazar varias veces la portería defendida por Muriel.

Las posibilidades de los locales se redujeron aún más en el minuto 28 del primer tiempo, cuando D'Alessandro sintió una contusión muscular y fue sustituido por Marcos Aurelio. Forlán fue sustituido en el segundo tiempo por el juvenil Maurides.

En otro partido de la decimotercera jornada, el Coritiba se impuso por 2-1 e interrumpió al Gremio la secuencia de cuatro victorias consecutivas del visitante.

El triunfo le permite al Coritiba ascender temporalmente al duodécimo puesto. El Gremio se mantuvo cuarto en la clasificación.

La jornada terminará el domingo con siete partidos, el más esperado es el de Río de Janeiro, con Fluminense, tercero, como anfitrión del Atlético Mineiro.

Otros dos partidos que generan expectación el domingo son el que medirá al Sao Paulo con el Flamengo, por la tradición de ambos equipos que actualmente enfrentan problemas; y la visita que el alicaído Palmeiras, del exseleccionador brasileño Luiz Felipe Scolari, le hará a un Cruzeiro, que viene en ascenso.