Barnes: "Sigo queriendo entrenar"

Después de sus recientes etapas como técnico de Jamaica y del Tranmere Rovers, John Barnes está ahora mismo centrado en su trabajo en los medios de comunicación. Sin embargo, el antiguo astro del Liverpool y de la selección inglesa no renuncia a sus metas como entrenador, y explica a FIFA.com que aceptaría de buen grado cualquier puesto al frente de un equipo, por complicado que sea el reto.

El ex centrocampista, de 47 años, comenzó su carrera como jugador en el Watford, y posteriormente se labró un nombre en el Liverpool, con el que ganó dos títulos de liga y dos Copas de la Asociación. Disputó 79 partidos con los colores de Inglaterra, y participó en dos Copas Mundiales de la FIFA™, las de 1986 y 1990.

En esta entrevista exclusiva con FIFA.com, Barnes también analiza el regreso de Kenny Dalglish al banquillo de Anfield, nos habla de sus recuerdos del torneo mundialista y dice quién es, en su opinión, el mejor futbolista del globo.

¿Qué opina de la vuelta de Kenny Dalglish al Liverpool? ¿Entiende los motivos de su regreso?
Es un hombre de fútbol, le encanta el fútbol. Kenny y el Liverpool están hechos el uno para el otro, encajan a la perfección. Es el único que podía devolver la ilusión a los hinchas y unir de nuevo a todo el mundo, para apoyar al Liverpool como es debido, es decir, respaldar al entrenador, a los jugadores y a toda la entidad, ojalá continúe el próximo año. Aun así, el club tendrá que mejorar el plantel invirtiendo. Se han hecho dos grandes fichajes, [Andy] Carroll y [Luis] Suárez, pero debe seguir invirtiendo, esperemos que con Kenny la temporada que viene podamos luchar por la Premier League.

Si él se lo pidiese, ¿le ayudaría en Anfield?
Depende de cómo quisiera que le ayudase. Yo aspiro a entrenar, si eso significa entrenar en la League 2, no quiero ir a ningún sitio para ocuparme del filial o de la cantera, ni en el Liverpool ni en otro club más pequeño. Quiero estar al frente, quiero ser el primer entrenador, y si para ello tengo que ir a un equipo más pequeño, es lo que haré.

¿A qué se dedica usted actualmente?
Ahora mismo estoy trabajando mucho en los medios de comunicación, aunque mi objetivo a largo plazo es volver al fútbol: entrenar, dirigir a un equipo, en algún sitio, donde sea. Soy consciente de que no voy a conseguir un puesto del máximo nivel en el fútbol, pero me encantaría regresar al plano internacional. Si consigo un empleo aquí en el fútbol, será en la League 1, en la League 2 o en otros clubes de categorías más bajas. Estoy dispuesto a irme, y ya he trabajado en Jamaica, así que examinaré todas las oportunidades que surjan en cualquier lugar del mundo.

Quiero estar al frente, quiero ser el primer entrenador, y si para ello tengo que ir a un equipo más pequeño, es lo que haré
John Barnes, sobre su deseo de entrenar.

¿Disfrutó de su paso por Jamaica?
Jamaica estuvo bien, aunque he disfrutado de todas mis experiencias como entrenador. El Tranmere también, pero por desgracia los resultados, pasado un tiempo, no acompañaron, y fui destituido. Pero si uno quiere ser entrenador debe estar dispuesto a ir a cualquier sitio. No se puede pretender esperar por el trabajo idóneo, con un equipo ambicioso y con grandes posibilidades económicas. Poca gente puede permitirse ese lujo.

Usted asistió a la Copa Mundial de la FIFA en Sudáfrica. ¿Qué le pareció la experiencia?
Fue maravillosa. De hecho, ahora voy a Sudáfrica todos los meses, porque tengo un contrato con SuperSport, y cubro todos los partidos de la Liga de Campeones allí. El fútbol es muy popular en África, y en todo el mundo. Representó una oportunidad fantástica para el fútbol y para África. Aunque para mí fue una decepción que Inglaterra no ganase la candidatura del Mundial de 2018, me alegra bastante que el torneo vaya a disputarse por todo el planeta. Me alegro de que lo haya conseguido Qatar, porque en esa parte del mundo sienten una pasión inmensa por el fútbol. El fútbol pertenece al mundo, así que yo apoyaré al fútbol en cualquier país al que vaya el Mundial.

¿Cuál fue su partido preferido de la Copa Mundial de la FIFA?
En primer lugar, como futbolista, fue el de Argentina en 1986, porque Diego Armando Maradona, en mi opinión, es el mejor jugador que haya existido nunca, y estar con él dentro de la cancha fue un increíble honor. Pero, como aficionado, el mejor fue el Alemania Occidental-Holanda de 1974. De niño yo jugaba al fútbol en Jamaica, y Alemania Occidental era mi equipo preferido. Mi padre me compró mi primer par de botas de fútbol, unas adidas Gerd Muller, así que yo iba con Alemania Occidental, y ganó en 1974, lo vi en el estadio nacional. Es mi mejor recuerdo de un Mundial como hincha.

¿Con qué jugadores está disfrutando más en estos momentos?
Messi, en mi opinión, es un jugador fantástico. El mayor elogio que puedo hacer a Lionel Messi es destacar su respeto y humildad, y cómo se subordina al equipo en el Barcelona. Es el mejor futbolista del mundo, pero respeta a sus compañeros. Cuando es sustituido o no juega, puede verse que se relaciona con sus compañeros. En lugar de comportarse como una superestrella, se considera un integrante más del equipo, del que forma parte. Por eso, en mi opinión, el Barcelona es el mejor equipo del mundo y Messi el mejor jugador.