City y United, en la pelea
© Getty Images

El Manchester City dio un gran paso hacia el título en la liga inglesa, al ganar 2-0 en el complicado terreno del Newcastle, en la 37ª y penúltima jornada, donde su gran rival, el Manchester United, se impuso por idéntico resultado al Swansea.

La situación sigue sin cambios, pero a falta de sólo una jornada el City depende de sí mismo para ser campeón, algo que conseguirá si suma la victoria dentro de una semana, en casa contra el Queens Park Rangers, mientras que los 'Red Devils' apurarán sus opciones contra el Sunderland.

El City, tras su triunfo, podía incluso haber sido campeón, pero necesitaba para ello que el Manchester United perdiera con los galeses, algo que no ocurrió.

Los dos equipos de Manchester siguen por tanto igualados a puntos en cabeza, pero la ventaja de la diferencia de goles es para el City.

Seis días después de su victoria en el duelo estelar del campeonato ante el Manchester United (1-0), los 'Citizens' superaron el obstáculo teóricamente más complicado que tenían en el camino hacia el título y sólo una catástrofe parece poder impedir su título.

Yaya Touré consiguió adelantar a su equipo en el minuto 70, con un disparo desde veinte metros que fue perfectamente ajustado a la base del palo. El marfileño aseguró la victoria de los suyos en el 89, tras un gran pase del francés Gael Clichy.

Los dos tantos del jugador africano recompensaron el claro dominio del City, que fue muy superior en el centro del campo y que supo ejercer una presión asfixiante ante un Newcastle que se estaba jugando el pase a la Liga de Campeones.

"No está decidido. Queda un partido y tenemos que desconfiar del Queens Park Rangers, que luchará por la permanencia. Hay que continuar trabajando y creyendo en ello. El entrenador me había pedido estar a la altura porque era un partido crucial", explicó el bigoleador del día.

El United no se deja
Tras la victoria del día, el Manchester United necesitaba ganar y el equipo de Alex Ferguson no falló, superando por 2-0 al Swansea con tantos de Paul Scholes (28) y Ashley Young (41).

El equipo de Old Trafford es consciente de que el City es favorito, ya que aunque están igualados a 86 puntos la ventaja en el desempate por diferencia de goles beneficia a sus rivales (+63 contra +55).

"Nuestros jugadores son profesionales, estoy contento con cómo han jugado. Este resultado nos da una pequeña esperanza", señaló el entrenador escocés del United, Alex Ferguson.

En la lucha por la 'Champions', el Arsenal se mantuvo en el tercer lugar pese a su decepcionante empate 3-3 del sábado en casa ante el Norwich, ya que ni el Newcastle (5º) ni el Tottenham (4º), que empató 1-1 con el Aston Villa, consiguieron los tres puntos.

En caso de victorias de los dos, los 'Gunners' hubieran bajado hasta el quinto lugar, fuera de la zona de Liga de Campeones, pero estos resultados le beneficiaron y el equipo de Arsene Wenger sigue dependiendo de sí.

El Manchester City, que sólo ha cedido dos puntos de 54 posibles en casa desde el inicio de la temporada (17 victorias, 1 empate), lo tiene todo a favor para celebrar el título ante su hinchada en el Etihad Stadium, en apenas una semana.

Se trataría de la confirmación de una de las remontadas más espectaculares de la historia de la Premier League, ya que hace apenas un mes, tras una derrota del City con el Arsenal, el equipo había quedado distanciado a ocho puntos del United, que parecía tener el campeonato asegurado.

"Tenemos todavía un partido y además es difícil, como era el de hoy. Ha sido duro porque el Newcastle tiene un buen equipo. Creo que merecíamos la victoria", apuntó el entrenador italiano del equipo, Roberto Mancini.