Van Persie frente a su ex equipo
© Getty Images

El Arsenal del español Santi Cazorla se mide este sábado en Old Trafford al Manchester United con opciones de alcanzar los puestos europeos de la tabla si supera a unos "diablos rojos" que tienen la vista puesta en el liderato de la Premier.

Los de Arsène Wenger llegan al duelo con la mente puesta en resarcirse de la dolorosa derrota que sufrieron la última vez que visitaron el "Teatro de los sueños", la temporada pasada, cuando recibieron un 8-2 que hizo tambalear los cimientos del Arsenal.

En esta ocasión, los gunners cuentan con un centro del campo más sólido, con Cazorla como medio ofensivo, repartiendo el juego hacia un ataque liderado por el alemán Lukas Podolski, y con su compatriota Mikel Arteta haciendo trabajos de contención por delante de la línea defensiva.

Con todo, la diferencia más significativa respecto a la pasada campaña es el cambio de bando protagonizado por el holandés Robin Van Persie.

El que fuera máximo goleador de la liga inglesa la última temporada a las órdenes de Wenger tratará de marcar en esta ocasión en la portería contraria, la de su ex compañero italiano Vito Mannone, que defiende la meta gunner.

Por parte del Arsenal, Podolski y el francés Olivier Giroud contarán en el ataque con la ayuda de Theo Walcott, que reaparece después de una lesión y podría tener minutos tras la exhibición del inglés en la Copa de la Liga, cuando marcó un triplete ante el Reading.

Swansea-Chelsea, otro plato fuerte
Por encima de ambos equipos, el Chelsea, que lidera la clasificación con un punto de ventaja sobre Manchester United y Manchester City, se desplazará a Swansea para enfrentarse al conjunto del danés Michael Laudrup.

Los blues de Roberto Di Matteo deberán el sábado dar lo mejor de sí mismos para sobreponerse a un equipo que llega con la moral inflamada tras apear de la Copa de la Liga al Liverpool.

Tambien se desplazará el sábado el actual campeón de la Premier, el Manchester City del argentino Sergio "Kun" Agüero, que se juega los puntos en el campo del a priori asequible West Ham.

Los de Sam Allardyce son, sin embargo, un conjunto que no pone facilidades a ningún rival, y esta temporada ya han cosechado 14 puntos que les mantienen a tan solo dos de las posiciones europeas de la tabla.

Lejos de esa frontera está todavía el Liverpool del uruguayo Luis Suárez, que el domingo tratará una vez más de sobreponerse a las dificultades para ganar al Newcastle y evitar quedar relegado a los puestos peligrosos de la tabla.