El derbi de Manchester, en el centro de la escena
© AFP

Todo el fútbol inglés estará pendiente este fin de semana, en la 16ª jornada de la Premier League, del duelo que protagonizarán el domingo los dos equipos de Manchester, el City y el United, por el liderato del campeonato.

El United, líder con 36 puntos, visitará la cancha de su rival ciudadano, que le sigue en la tabla con 33 unidades.

El equipo que dirige Roberto Mancini, después de confirmarse esta semana su fracaso europeo (quedó eliminado de la Liga de Campeones y ni siquiera acabó tercero de su grupo para clasificarse para la Europa League), está obligado a ganar en casa a los Red Devils para seguir optando al único objetivo que le resta ya en la temporada.

El City, no obstante, sigue siendo el único equipo imbatido esta temporada en Inglaterra y no pierde en su estadio desde hace dos años, por lo que aparecen como ligeros favoritos en el gran derbi de Manchester.

La afición del City, además, aún recuerda el doble duelo de la pasada temporada, con el triunfo histórico en Old Trafford (6-1) y el 1-0 de la segunda vuelta, decisivos en el título liguero logrado por los Citizens.

Pese a su eliminación europea (en un grupo compartido con Borussia Dortmund, Real Madrid y Ajax), el City se ha mostrado como un equipo muy sólido en defensa, encajando sólo dos goles en los últimos siete partidos.

Es, además, el equipo menos goleado de la Premier, con 11 goles, 10 menos que el United, que ha dado muestras a lo largo de la temporada de más fragilidad defensiva. El último ejemplo fue hace una semana contra el Reading, al que ganó con un apurado 4-3.

Alex Ferguson no podrá disponer de varios de sus hombres clave por lesión, como el ecuatoriano Antonio Valencia, el portugués Nani, el japonés Shinji Kagawa, el serbio Nemanja Vidic o el centrocampista inglés Tom Cleverley. Ferguson, además, considera que la eliminación europea "será una ventaja para el City".

El resto, a la expectativa
Pendientes del derbi estarán los perseguidores de los líderes. El Chelsea (3º), tras quedar eliminado de la Liga de Campeones, debe imponerse al Sunderland (17º) para poder viajar con tranquilidad a Japón, donde la semana próxima disputará el Mundial de Clubes.

De lograr la victoria, sería la primera en liga desde que está en el banquillo el español Rafael Benítez, tras haber cosechado dos empates (a cero goles) y una derrota en sus tres partidos anteriores. El Chelsea no gana en liga desde hace siete jornadas.

Será la ocasión de comprobar si la contundente pero inservible victoria ante los daneses del Nordsjaelland (6-1) es el inicio de una remontada o algo aislado y si los dos goles marcados por Fernando Torres contra los daneses son el renacer del delantero español o simplemente una anécdota.

Pese a que todo el interés de la Premier se centrará este fin de semana en el derbi de Manchester, hay otros encuentros interesantes que involucran a equipos ubicados en la parte alta de la clasificación.

Así, el Tottenham (4º) visitará la cancha del Everton (6º) y el West Bromwich, sorprendente quinto clasificado, se las verá con el Arsenal (10º), que necesita la victoria para no perder más puntos con respecto a la cabeza (está a 15 puntos del United), en lo que está siendo, hasta ahora, la peor temporada de la época Arsene Wenger.

"Los seguidores están enfadados porque no ven lo que desearían ver. Ganar dos o tres partidos seguidos cambiaría la atmósfera", admitió el centrocampista español Mikel Arteta.