El Manchester United, confiado en sus opciones
© Getty Images

El Manchester United, líder de la liga inglesa, recibe al Sunderland en la decimoséptima jornada con la tranquilidad que aporta el colchón de seis puntos que mantiene sobre su principal perseguidor en la tabla, el Manchester City, que viaja a Newcastle con la obligación de sumar los tres puntos.

En una jornada que quedará pospuesta para el Chelsea, que jugará en Japón la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012, los "diablos rojos" retoman la competición tras el golpe de efecto que dieron en el Etihad Stadium la pasada semana, al imponerse en el descuento a los "citizens" gracias a un gol del holandés Robin Van Persie.

Ante sí, el conjunto de Alex Ferguson vislumbra ahora un camino más llano que antes para hacerse con la que sería la decimotercera Premier del veterano entrenador escocés, que lleva 26 temporadas al mando del vestuario de Old Trafford.

El siguiente obstáculo en su recorrido es el conjunto que prepara el norirlandés Martin O'Neill, que hasta el momento ha perdido todos los partidos de liga fuera de casa excepto uno, el que ganó en Craven Cottage, ante el Fulham, el 18 de noviembre (1-3).

Los de O'Neill se verán las caras ante un conjunto que solo ha dejado escapar un duelo en Old Trafford este curso, hace más de dos meses, ante el Tottenham (2-3, el pasado 29 de septiembre).

La visita del Sunderland podría ser el escenario adecuado para que el capitán del United, el serbio Nemanja Vidic, volviera a ocupar su puesto en la defensa tras más de dos meses de baja por una lesión de rodilla.

Una de las estrellas del equipo, el inglés Wayne Rooney, ha arrastrado esta semana una enfermedad leve, por lo que Ferguson podría darle descanso y ofrecer minutos en cambio al mexicano Javier "Chicharito" Hernández, que ha demostrado durante esta campaña que ha recuperado su mejor estado de forma.

Los "citizens" de Roberto Mancini se enfrentan por su parte a un Newcastle que empezó el año 2012 con una brillante victoria ante el United (3-0, el pasado 4 de enero), pero que se ha ido deshinchando con el paso de los meses y ahora ocupa la decimocuarta posición en la tabla, a dos puntos del descenso.

Los del inglés Alan Pardew recibirán a un City obligado a llevarse la victoria de St James Park si no quiere perder definitivamente la estela del United en la parte alta de la clasificación.

Mancini, que mantiene la confianza de las altas instancias del club a pesar de que el equipo ha quedado fuera de cualquier competición europea antes de enero, no podrá contar este sábado con el centrocampista Gareth Barry, sancionado con un partido por protestar al árbitro. El capitán Vincent Kompany, por su parte, es duda debido a la lesión muscular que sufrió el pasado fin de semana durante el derbi de Manchester.

La estadística juega en esta ocasión a favor de los visitantes, dado que el Newcastle no ha ganado ninguno de los último once duelos entre ambos equipos: su última victoria fue en septiembre de 2005, cuando el inglés Michael Owen otorgó con un gol la victoria a los suyos.

Las apuestas previas dan igualmente como ganador al Arsenal en su duelo frente al antepenúltimo equipo de la tabla, el recién ascendido Reading, que recibe a los de Arsène Wenger inmerso en una racha de cinco derrotas consecutivas.

Los "gunners" se mantienen desde hace varias semanas al filo de los puestos europeos y esperarán un tropiezo del Tottenham ante el Swansea del danés Michael Laudrup para tratar de colocarse entre los cinco primeros de la clasificación.