El Chelsea se estrella
© AFP

El Chelsea perdió por sorpresa en casa ante el colista Queens Park Rangers (1-0), en la 21ª jornada de la Premier League inglesa, con lo que queda cuarto de la tabla, mientras que el Liverpool sigue acercándose a la zona europea de la mano de Luis Suárez.

El atacante uruguayo consiguió un nuevo doblete, el segundo en cuatro días, y los Reds golearon 3-0 al Sunderland, con lo que se ponen ya octavos y comienzan a soñar con los puestos europeos e incluso la 'zona Champions'.

La cuarta posición, que marca precisamente la barrera de los puestos que permiten jugar la Liga de Campeones 2013-2014, está ocupada por un Chelsea vulnerable e irregular, que continúa sin encontrar estabilidad con el técnico Rafael Benítez en el banquillo.

"Sabíamos que teníamos que estar concentrados, pero no pudimos imponer nuestro ritmo y algunos jugadores puede que estuvieran cansados", dijo el entrenador español.

Todo parecía propicio para una victoria de los Blues para estrenar el año, pero nada más lejos de la realidad, ya que el Chelsea comenzó 2013 con una derrota dolorosa (1-0), ante su público, tras recibir un gol en el minuto 78 por parte del visitante Shaun Wright-Phillips, que acertó con un certero disparo tras un saque de esquina de los suyos.

El Chelsea pierde por lo tanto en esta jornada el tercer lugar, en favor de sus vecinos del Tottenham, que ahora tienen un punto más, tras su victoria del martes 3-1 sobre el Reading.

El campeón europeo sigue además quedando cada vez más lejos de la pelea por el título, que parece reservada a los dos equipos de Manchester, United y City, que ganaron respectivamente el martes al Wigan (4-0) y el Stoke (3-0). El United va por delante, liderando, con siete puntos más que el City.

El 'culpable' de su fracaso en esta ocasión fue el modesto Queens Park Rangers, que en los 20 partidos ligueros que había disputado hasta el momento sólo había ganado en una ocasión. La victoria no le sirve para abandonar la última plaza, en la que está empatado a 13 puntos con el Reading.

En plan ascendente
Por su parte, el Liverpool continúa remontando posiciones, con su quinta victoria en los últimos siete partidos, y esta vez tuvo un inicio de 2013 feliz y tranquilo, con un 3-0 sólido ante un desdibujado Sunderland (14º).

El jamaicano-inglés Raheem Sterling abrió el marcador en Anfield en el minuto 19, recibiendo una asistencia de Suárez, y el uruguayo finiquitó el encuentro con un nuevo doblete (26, 52), como ya había hecho el domingo en la victoria 3-0 en el campo del Queens Park Rangers.

El primero llegó luchando por un balón que le permitió armar una ofensiva y batir finalmente al arquero rival y el segundo controlando un pase en largo de Steven Gerrard, antes de sentenciar.

Estos dos nuevos tantos permiten al delantero charrúa quedar segundo en solitario en la tabla de máximos anotadores del torneo, con un total provisional de 15 dianas, sólo una por detrás de las 16 del holandés Robin Van Persie, que también logró dos esta jornada, para el Manchester United en el campo del Wigan (4-0).

En el otro partido que cerró la 21ª jornada, el Everton continuó su buena racha y ganó 2-1 en Newcastle (15º), con lo que se coloca quinto, a sólo dos puntos de la cuarta plaza del Chelsea.

El senegalés Papiss Cissé abrió el marcador para el Newcastle en el minuto 2, pero el conjunto de Liverpool remontó gracias a los tantos de Leighton Baines (44) y el nigeriano Victor Anichebe (60).