El Manchester United pierde 2 puntos
© Getty Images

El Manchester United empató con el Tottenham (1-1) en Londres y sigue líder de la Premier League después de la 23ª jornada, en la que el segundo clasificado, el Manchester City, que venció al Fulham (2-0), le recortó dos puntos y se queda a cinco.

En un partido jugado bajo una intensa nevada que, sin embargo, no daño el césped, el equipo dirigido por Alex Ferguson no supo aguantar la ventaja que logró con un tanto del holandés Robin van Persie en el minuto 25.

El máximo goleador de la competición (18 tantos) remató de cabeza un centro de Tom Cleverley y adelantó al United.

Pero el gran dominador del partido fue el Tottenham, que dispuso de un puñado de jugadas para marcar. En todas destacó el papel del portero español David de Gea, muy inspirado, que aguantó al equipo local durante 90 minutos.

En el minuto 26 el joven guardameta (22 años) despejó con los puños un disparo del delantero Jermain Defoe pegado a la base de uno de los postes.

Otra vez De Gea, ahora con los pies, salvó al United al desviar un potente disparo de Gareth Bale desde la frontal del área.

La actuación del español siguió dando vida al United, que después del gol cedió la iniciativa al Tottenham y casi no creó peligro. Otra vez con los pies, cuando ya estaba vencido, salvó un disparo a bocajarro a escasos metros de la portería del internacional estadounidense Clint Dempsey.

Búsqueda del gol
Los Spurs, por su parte, siguieron buscando el gol. En otra ocasión clara fue Rio Ferdinand el que llegó a tiempo de tapar un disparo de Defoe, que tardó mucho en armar la pierna cuando tenía todo a favor para empatar.

Finalmente, en el tiempo de descuento (90+3), el empuje obtuvo recompensa y esta vez Dempsey sí aprovechó una dejada de Aaaron Lennon dentro del área después de un despeje con el puño de De Gea para marcar.

Con este empate el United sigue líder con cinco puntos de ventaja sobre el City y once sobre el tercero, el Chelsea. El Tottenham, por su parte, consolida su cuarta posición con cuatro puntos de ventaja sobre el Everton (5º) que cierra la jornada el lunes contra el Southampton (15º).

En el partido disputado antes, el Chelsea se aprovechó de un excelente inicio de partido, con goles del español Juan Mata y de Franck Lampard, para imponerse por 2-1 al Arsenal (6º).

El equipo entrenado por el español Rafael Benítez comenzó muy bien el encuentro y el internacional de la Roja Mata abrió el marcador en el minuto 6, con un disparo desde dentro del área.

Apenas 10 minutos después, el árbitro señaló penal por una falta del arquero polaco Wojciech Szczesny sobre el brasileño Ramires que transformó Frank Lampard (16).

En un vendaval de juego Blue, los locales pudieron marcar más goles pero ni el español Fernando Torres ni el senegalés Demba Ba aprovecharon sus oportunidades para machacar a un Arsenal, que sólo pudo recortar distancias gracias a un gol de Theo Walcott (58) a pase del español Santi Cazorla.

"Es una buena victoria para nosotros. Es importante para ganar confianza, hemos jugado bien y hemos creado ocasiones durante todo el partido. Cada vez que perdimos merecimos ganar, era una cuestión de tiempo que tuviéramos una actuación como ésta", resumió Benítez después del partido.

El técnico del Arsenal, el francés Arsene Wegner, calificó de "inquietante" la posición del equipo en la clasificación (6º).

"En el primer tiempo no jugamos a nuestro ritmo habitual y no sabíamos si atacar o defender. En el segundo tuvimos una mejor actitud pero no pudimos lograr el 2-2", analizó el veterano preparador.