Conte, inhabilitado diez meses
© AFP

La Comisión Disciplinaria de la Federación de Fútbol Italiana (FIGC) dispuso diez meses de inhabilitación para el entrenador del Juventus de Turín, el italiano Antonio Conte, por su implicación en el escándalo de amaño de partidos y fraude en las apuestas deportivas que ha salpicado al Calcio.

Según informó en un comunicado la FIGC, Conte, a quien la Fiscalía de la Federación había pedido una sanción de 15 meses, figura en la lista de sancionados en el proceso deportivo llevado a cabo hace unos días en Roma sobre parte del caso, destapado el año pasado por la Fiscalía de Cremona.

La sanción al técnico del Juventus llega por no informar a las autoridades, pese a conocer las irregularidades, del amaño de dos encuentros cuando era entrenador del Siena en la temporada 2010-2011 en los que el equipo toscano jugó contra el Novara y el Albinoleffe, cuando militaba en la Segunda División.

Otros de los nombres de los que se esperaba una sentencia eran los del internacional italiano Leonardo Bonucci y el centrocampista Simone Pepe, ambos del Juventus de Turín y a quien la Comisión Disciplinaria ha absuelto junto al delantero Marco di Vaio, después de las contradicciones mostradas por el futbolista que sacó a relucir sus nombres.

Para Bonucci la Fiscalía de la FIGC había solicitado tres años y medio de inhabilitación por acto deportivo ilegal por supuestamente participar hace dos años en el amaño de un partido de su entonces equipo, el Bari, mientras que doce meses era la solicitud para Pepe, por no haber denunciado el amaño de ese mismo encuentro, cuando era jugador del equipo rival, el Udinese.

Descensos del Grosseto y el Lecce
Entre las sanciones dispuestas por la Comisión Disciplinaria de la FIGC figura además el retroceso automático de la Segunda División (Serie B) a la categoría inmediatamente inferior del Grosseto y del Lecce, junto a una multa de 30.000 euros para este último, por responsabilidades en este escándalo de amaño de partidos.

Además el Novara comenzará la próxima temporada en la Serie B con dos puntos menos y el Bolonia, de Primera División, tendrá que pagar una multa de 30.000 euros.

Entre los sancionados figuran además el presidente del Grosseto, Piero Camilli y el expresidente del Lecce Giovanni Semeraro, ambos con cinco años de inhabilitación, así como el segundo entrenador de Conte, Angelo Alessio, con 8 meses de sanción.

Estas sanciones se enmarcan dentro del escándalo por la existencia de una trama, con ramificaciones en el extranjero, que condicionó o intentó condicionar durante varios meses y hasta la temporada 2010-2011 los resultados de algunos partidos de varias categorías del fútbol italiano.

La investigación por la Justicia ordinaria continúa, mientras que por la vía deportiva ya se han celebrado varios procesos deportivos, viéndose implicados varios clubes y jugadores tanto de la Primera como la Segunda División, así como de categorías inferiores.