Derrotas de Inter y Milan
© AFP

El Inter de Milán, escolta, cayó este domingo en Bérgamo por 3-2 en su visita al Atalanta (ahora 6º) en la 12ª jornada de la Serie A del fútbol italiano, sigue segundo pero a 4 puntos del líder Juventus, que el sábado aplastó por 6-1 al Pescara (16º) en desplazamiento.

Para Atalanta anotaron el centrocampista Giacomo Bonaventura (9), y un doblete el argentino Germán Denis (60 y 67), el segundo de tiro penal, mientras que para los nerazzurri marcaron el colombiano Freddy Guarín (56), el empate provisional, y el argentino Rodrigo Palacio (84) el gol de la esperanza.

Inter perdió tras siete victorias importantes en un partido en el que no pudo contar con los defensas Andrea Ranocchia y el argentino Walter Samuel.

Por su parte, el tercero, Nápoles, dio la vuelta al marcador y se impuso 4-2 en su visita al Génova (18º), y ahora, con 26, está a 1 unidad de los lombardos y a 5 de los piamonteses.

También, más temprano, el Fiorentina, cuarto, volvió a hundir al AC Milan en la crisis al derrotarlo por 2-1 en el estadio de San Siro y dejarlo 13º de la tabla de clasificación, mientras que el Lazio (5º) derrotó 3-2 al Roma (ahora 7º) en el clásico capitalino.

Para la Viola anotaron Alberto Aquilani (10), el español Borja Valero (38) y el marroquí Mounir El Hamdaoui (87), mientras que el descuento fue marcado en el minuto 59 por Giampaolo Pazzini (59) para los rossoneri.

En un partido en que el Milan se esforzó sin acierto, el brasileño Pato erró un penal cuando su equipo perdía 1-0, lo cual podría haber cambiado el curso del juego.

Desanimado, el técnico Massimiliano Allegri dijo: "Nos hicieron dos goles como visitantes. Tendríamos que haber jugado mejor y no encajarlos (...) Estoy muy decepcionado, ya que era una gran oportunidad para ascender en la tabla, y ahora debemos preparar durante la semana el partido contra el Nápoles".

El entrenador afirmó que si Pato hubiera anotado el penal la suerte podría haber sido otra distinta.

El Lazio de Klose se lleva el derbi
Para el Lazio, en el estadio Olímpico, el alemán Miroslav Klose se mostró una vez más decisivo.

'Miro' había brillado ya en los clásicos anteriores y en éste, que se jugó bajo una fuerte tormenta, mantuvo sus promesas, de idas y vueltas, emoción y dos cartulinas rojas (Daniele De Rossi antes del descanso y Stefano Mauri al final del partido).

El Roma comenzó ganando gracias a un gol de cabeza del argentino Erik Lamela (9), su octavo en el torneo, tras un córner. Después Antonio Candreva igualó con un tiro libre (35) que no supo controlar el joven arquero uruguayo Mauro Goicoechea, mandando con sus puños el balón a la redes.

Luego fue el turno de Klose (43), cuyo disparo en el medio del área fue la conclusión de una gran jugada de equipo. Y, a la vuelta de los vestuarios, un mal pase del paraguayo Iván Piris permitió el gol del capitán Stefano Mauri (46), y sobre el final el bosnio Miralem Pjanic dio alguna esperanza a los Giallorossi con el 3-2 (86).

El entrenador del Lazio, el serbio Vladimir Petkovic, destacó: "no cabía la menor duda sobre nuestro compromiso para ganar este partido. Fue un trabajo de todo el equipo, que fue capaz de imponer nuestro juego preferido, con balones largos".

A una semana del clásico genovés, con el Génova 18º y el Sampdoria 17º, el primero estuvo por dos veces al frente del marcador, pero fue superado por el Nápoles por 4-2.

Para el Génova abrió el marcador Ciro Immobile (23), Giandomenico Mesto empató de manera provisional (54), enseguida Andrea Bertolacci (56) puso el 2-1 para el anfitrión, pero después el uruguayo Edinson Cavani empató 2-2 (79), el eslovaco Marek Hamsik puso el 3-2 (90) y, en los descuentos, Lorenzo Insigne (90+4) el 4-2 definitivo.

'El Matador' iguala con 8 goles al frente de la tabla de artilleros con el argentino Lamela (Roma) y Stephan El Shaarawy (AC Milan).