Totti frena a la Juve
© AFP

El Juventus, líder destacado de la liga italiana, sumó en la jornada 25 su cuarta derrota al perder con el Roma en el Olímpico de la capital italiana gracias a un disparo de 25 metros del capitán romano Francesco Totti que se coló como un obús en la portería bianconera.

La Vecchia Signora, tras su goleada al Celtic de Glasgow (3-0) el martes en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, se presentó en el coliseo romano con muchas bajas: Claudio Marchisio y Federico Peluso estaban sancionados y Giorgio Chiellini, Paolo de Ceglie y el danés Niklas Bendtner están lesionados.

Esta circunstancia fue aprovechada por el Roma (9º), que hace solo dos semanas despidió a su entrenador, el checo Zdenek Zeman por los malos resultados.

Después de encarrilar su clasificación para cuartos de final de la Champions, el equipo de Antonio Conte esperaba aprovecharse del mal momento del equipo romano, que llevaba siete semanas sin ganar, lo que le había llevado a perder los puestos de cabeza y a quedarse en la zona media de la tabla.

El nuevo técnico romano, Aurelio Andreazzoli, cambió el 4-3-3 por un 3-4-2-1, con el argentino Erik Lamena y Totti apoyando en ataque al italoargentino Daniel Pablo Osvaldo.

Y apareció Totti, el mítico "10" del Roma, para dar el triunfo a su equipo con un magnífico gol en la segunda parte (58). Es el noveno tanto del capitán en lo que va de campeonato.

El Roma pone fin a su racha negativa
"Estaba esperando algo como lo de esta noche. De verdad no nos merecemos estar en esta situación", comentó el capitán romano. "Siempre damos lo máximo por el club y por nuestos aficionados, pero últimamente no eran muy felices. Demostramos hoy nuestro verdadero carácter ganando a un gran equipo".

El Juventus comenzó mandando en el encuentro, pero el primero en tener una clara ocasión de gol fue Osvaldo, que fue incapaz de batir a Gianluigi Buffon.

La Juve lo intentó todo, pero no materializó el acercamiento que tuvo el suizo Stephan Lichsteiner, derribado por Daniele de Rossi cuando se disponía a rematar desde el borde del área, o una falta directa lanzada magistralmente por Andrea Pirlo y que detuvo el holandés Maarten Stekelenburg.

El macedonio Mirko Vucinic también tuvo una clarísima oportunidad para marcar, pero su volea se marchó lamiendo el poste de la portería romana.

Conte buscó la victoria en la segunda parte, dando entrada en la cancha a Sebastian Giovinco y a Simone Padoin, pero poco después llegó la genialidad de Totti y el partido basculó.

El equipo local pudo incluso sentenciar minutos después, pero De Rossi falló una clara ocasión.

En la fase final del partido, Conte sustituyó al chileno Arturo Vidal por el francés Nicolas Anelka, que debutaba en el campeonato con su nuevo equipo tras fichar en el mercado invernal procedente del Shanghai Shenhua chino, pero el marcador ya no se movió.

El Juventus podría ver reducida su ventaja de cinco puntos al frente de la clasificación si el Nápoles, segundo, es capaz de vencer el domingo al Sampdoria (12º).

Antes, el Chievo (11º) y el Palermo (19º) empataron (1-1) este sábado con un gol del argentino Mauro Formica para el equipo visitante.

La 25ª jornada italiana comenzó el viernes con la victoria (2-1) del Milan (4º) sobre el Parma (10º) en la que el gol de la victoria lo marcó Mario Balotelli (78), su cuarto tanto en tres partidos con el equipo.