Piqué: "Pep nos hace entender el fútbol"
© AFP

Desde hace ya un par de años, cuando se menciona a los mejores defensores centrales del mundo, el nombre de Gerard Piqué sale casi automáticamente. Nacido en la cantera azulgrana, regresó a Barcelona en mayo de 2008 a instancias de Pep Guardiola luego de su incursión en la Premier League con el Manchester United. Desde entonces, el número 3 se ha convertido en uno de los referentes obligatorios del equipo catalán y en pieza insustituible de la selección española campeona del mundo.

Elegido por segundo año consecutivo dentro del FIFA/FIFPro World XI, el talentoso zaguero estuvo en Zúrich, para recibir el premio durante la Gala del FIFA Ballon d'Or. Ahí FIFA.com tuvo la oportunidad de hablar con él sobre su extraordinario año 2010, sus compañeros en el Barça, sus perspectivas para el futuro y sus intereses fuera del fútbol.

Sr. Piqué, ¿cómo se siente al recibir este galardón?
Muy feliz. Sé que en el futbol todo pasa muy rápido, por eso soy consciente de lo afortunado que soy y quiero disfrutarlo al máximo. Además, el hecho de que hayan sido los propios jugadores quienes me han votado es un gran reconocimiento.

En ese once de gala, además de usted, hay otros 5 futbolistas del Barça. La mayoría de la cantera...
Es un valor muy importante que haya 5 jugadores que vienen de La Masía, eso quiere decir que quienes apostaron por los jugadores hechos en casa ahora mismo tienen una recompensa. Además al Barcelona le salieron a coste cero y ahora son de los más grandes futbolistas en el mundo. Eso significa mucho para el club y también para los aficionados, que se identifican con esos jugadores porque son de casa.

En su opinión, ¿cuál es el secreto de La Masía?
A nivel futbolístico, sobre todo, que se prioriza el tener cuidado de la pelota, el tratarla muy bien, nunca arriesgarla, nunca perderla, siempre buscar el mejor pase y el mejor control. Y a nivel personal, saber que no todo es el fútbol, que fuera del campo de juego tienes que ser honesto, sacrificado y buen amigo.

¿Cree que el tener tantos canteranos ha sido uno de los factores del éxito reciente del club?
Seguro que sí, porque nos conocemos a la perfección. El que haya tan buen ambiente en el vestuario es consecuencia directa de eso. Y a nivel futbolístico los resultados lo demuestran.

Usted siguió un trayecto atípico al salir del Barcelona y luego volver, ¿por qué no pudo triunfar en el Manchester United como lo ha hecho ahora?
Al Manchester llegué con 17 años. Ahí tuve una muy buena formación, entrenando en el primer equipo con jugadores como Wayne Rooney y Rio Ferdinand. Pienso que era demasiado joven y competía con dos centrales que son de los mejores del mundo: Rio y Nemanja Vidic. Y Sir Alex Ferguson los prefería a ellos. Pero la experiencia fue muy buena, me sigo llevando muy bien con el técnico, con mis ex compañeros y creo que fue una etapa muy provechosa.

Después volvió al Barça a petición de Pep Guardiola, ¿qué es lo que hace tan especial a su técnico?
Que te hace entender el futbol. No sólo te da órdenes sino que te explica por qué. Eso te hace ser mejor jugador ya que sabes las razones detrás de las instrucciones. Así todo tiene un significado.

Además, Guardiola ha aportado ideas nuevas, como eliminar las concentraciones antes de los partidos…
Es una forma distinta de pensar y siempre ha sido coherente con ella, en los buenos y los malos momentos. Me encanta que aunque el equipo no gane y lo critiquen, mantenga sus ideas. Es un técnico que no hace caso del entorno, y está muy seguro de sí mismo.

En el aspecto táctico, ¿qué podría decirnos del técnico culé?
Tiene mucha variedad táctica. Podemos jugar de una manera o de otra, pero siempre con la filosofía del Barça, que es la de mantener la pelota y tratarla bien. Con esa base, podemos cambiar bastante, salir con 3 o con 4 defensas, modificar la media cancha, porque todos sabemos lo que tenemos que hacer. Eso nos da una ventaja.

Pasando a temas personales, sin duda 2010 fue un año inolvidable para usted, ¿cuál considera que fue el mejor momento?
La final del Mundial con la selección española, sin duda. El país entero se unió, algo que es complicado, pero el fútbol tiene esa fuerza y nosotros lo conseguimos. Y no sólo eso sino también las experiencias vividas ahí: estar en Sudáfrica durante un mes, conocer a mucha gente, a compañeros a los que quizá no había tenido la oportunidad de tratar y que se han convertido ya en grandes amigos.

A sus 23 años lo ha ganado ya prácticamente todo, ¿cómo mantenerse motivado?
Simplemente recordando los momentos en los que has ganado, la felicidad que provoca. Tratar  siempre de tenerlos en mente para repetirlos. Ganar es muy bonito, y cuando pierdes extrañas esa sensación. Eso es lo que me motiva.

Después de ganar el título en Sudáfrica, la selección española ha tenido una segunda mitad de 2010 más bien irregular, ¿a qué se lo atribuye?
Ojo, en la fase clasificatoria para la Euro 2012 hemos jugado muy bien y ganado todos los partidos. Las derrotas vinieron en Argentina y Portugal, dos grandes selecciones, pero creo que si hay un momento para permitirnos el lujo de perder es éste, ahora que somos campeones del mundo y en amistosos. Ciertamente, 4-0 y 4-1 no son resultados que debemos aceptar, y vamos a evitar que vuelvan a suceder.

Usted es uno de los futbolistas españoles más activos en Twitter. ¿Considera que las nuevas tecnologías son importantes en la carrera de un futbolista en el siglo XXI?
Es una buena herramienta para estar comunicado con tus seguidores. Que sepan algo más de ti es positivo y que se den cuenta de que detrás de tu trabajo de futbolista hay más cosas.

Continuando con el tema, aclárenos una duda… ¿qué quiere decir “moc, moc”?
(Risas) Ahhh, no significa nada realmente (más risas). Es una expresión que usamos en Twitter con mis amigos Puyol y Cesc y que quiere decir “pienso en ti”. También es porque Cesc está en Londres y a veces se le siente muy lejos. Es una manera de acercarnos y mantenernos en contacto.

¿Cómo es Gerard Piqué fuera del campo de juego?
Me gusta pasar mucho tiempo con mis amigos de la infancia, los de toda la vida, con ellos es con los que me siento yo mismo. Y luego ir al cine, leer, utilizar el ordenador. No es muy diferente de lo que hacen los jóvenes de hoy en día.

¿Se ve algún día fuera del Barcelona?
Es mi casa, donde siempre he soñado jugar, es uno de los mejores equipos del mundo, por no decir el mejor, y tengo unos compañeros de un nivel enorme. No me planteo irme nunca.

Como defensa culé, ¿se relaja al ver a sus compañeros tener tanto la pelota en ataque?
Muchas veces es complicado, porque el equipo tiene mucho la pelota y te quedas hasta sorprendido de lo mucho que llegamos a dominar. El problema es que te pueden pillar desprevenido en un contragolpe. Así que hay que mantener siempre la concentración.

Para despedirnos, cuéntenos quién era su ídolo cuando era joven y si tiene algún referente actual…
Me acuerdo que veía a Fernando Hierro del Real Madrid, que aunque fuera del eterno rival era un jugador al que admiraba, y ahora mismo hay varios, Ferdinand y Vidic, por ejemplo, además de Carles Puyol que es un gran amigo y un ejemplo a seguir.