Miranda: "Salvar el año con la Liga Europa"
© AFP

Al comentar las posibilidades del Atlético de Madrid en la Liga Europa, el brasileño João Miranda bascula entre el optimismo de quien aún sueña con levantar un trofeo y la lucidez de quien esperaba mucho más de la temporada. "Vamos a intentar salvar el año con este título. Ése es el foco principal del equipo", revela el zaguero en su conversación con FIFA.com.

Sus sensaciones son ambivalentes, pero resumen bien la actual coyuntura de los Colchoneros. En gran forma y a tres partidos de repetir la hazaña de 2010 en la competición europea, el club rojiblanco ha sido mucho menos eficaz en el campeonato español, donde ahora tiene bastante reducidas sus posibilidades de reservarse una plaza directa en la próxima Liga de Campeones: es octavo en la tabla, y está a seis puntos del Málaga, que es cuarto. Por eso mismo, a 25 días del final del curso, no le queda más remedio que correr contra el tiempo para intentar arreglar los desperfectos.

"Será un mes importante, en el que se evaluará nuestro rendimiento y se establecerán los objetivos de la próxima", explica el central. "Estamos por debajo de lo que podríamos haber rendido, de manera que ahora vamos a jugar a todo o nada". Empezando por el partido contra el Valencia de este jueves en el Vicente Calderón, que, felizmente para Miranda y compañía, no será en el marco de la liga española sino en el de semifinales del torneo europeo que tan bien se le ha dado.

"Es normal, es una competición internacional, y motiva mucho más. Dado que no lo estamos haciendo tan bien en la liga española, estamos dando lo máximo en la Liga Europa. Eso es lo que nos impulsa en estos momentos", destaca el zaguero. "Va a ser complicado, porque los dos equipos nos conocemos bien y ninguno es favorito. Pero creo que el primer encuentro será decisivo: si obtenemos un buen resultado en casa, abordaremos la vuelta más tranquilos".

Un año de dos caras
Lo que el Atlético también busca en este periodo decisivo es redorar los blasones en su propio país, enmohecidos por un año de resultados irregulares, que ni la llegada de figuras como Radamel Falcao, Diego, Tiago, Adrián, Arda Turan y el propio Miranda, entre otros, han podido abrillantar. Aunque el equipo nunca se haya acercado a las últimas posiciones, el hecho de que no consiguiera engranar en la primera vuelta ni tampoco se metiera entre los cinco primeros, dejó un aire de frustración en la entidad, hasta el punto de que el primer entrenador, Gregorio Manzano, no resistió en el cargo sino hasta diciembre.

"El Atlético invirtió bastante y generó expectativas entre la hinchada. Pero al mismo tiempo, cambió prácticamente a los 11 titulares, de modo que la oscilación fue natural", analiza Miranda. "No obstante, hicimos buenos partidos y creo que nuestra gran temporada será la próxima. Tenemos potencial para quedar entre los tres o cuatro mejores de España".

La llegada de Diego Simeone a los mandos también ayudó a la recuperación de la autoestima y fue providencial para que el equipo reaccionase en la tabla, encadenando nueve partidos sin perder entre enero y febrero y mostrándose mucho más estable, principalmente en el sector defensivo. Entre los jugadores, el impacto también fue positivo. "Antes había muchas más rotaciones y era difícil adaptarse", opina nuestro entrevistado. "Con Simeone eso se acabó. Él definió su equipo titular y dio más confianza a los jugadores".

Para Miranda, en particular, el cambió fue aún más determinante. Después de estar un tiempo de baja, situación que generó hasta rumores de traspaso, el cortafuegos brasileño enseguida se encontró a gusto en el nuevo esquema, y ya no cedió la posición de titular, exhibiendo las artes que le habían valido los premios de mejor defensa de Brasil en 2008 y 2009. "Ya en mi primera reunión con él, (Simeone) me dijo que me conocía del Sao Paulo y que sabía de lo que yo era capaz. Eso me ayudó mucho", nos cuenta el interesado, que confirmó los mejores augurios con un gol de preciosa volea contra el Granada. "He tenido que adaptar mi manera de jugar, saliendo desde atrás con más toque y menos arrancadas. Pero el personal conoce mi calidad y la elogia".

Con prisa pero con pausa
Nada de eso, sin embargo, es suficiente para que Miranda quede totalmente satisfecho de su campaña y de la del Atlético. Por otro lado, al igual que el equipo, él también pretende aprovechar los últimos 25 días del ejercicio para iniciar otra fase, y parece tener prisa por la labor. Ganen o no algún título, lo que él más quiere es afirmarse por fin en un equipo que, según sus propias previsiones, lo tiene todo para brillar a corto plazo.

"Este mes también va a ser esencial para mí. Después de un buen rato he conseguido ser titular y ahora espero terminar la temporada al alza. Así sé que habré dado un gran paso para arrancar la próxima a buen nivel", pondera Miranda, que no se apea de su optimismo: "Mi objetivo es eclosionar el año que viene".