Los campeones coronados del Norte
© Getty Images

Proceden de Hafnarfjoerdur, Molde, Daugavpils o Elfsborg, y todos ellos han conseguido ya lo que los líderes de otros grandes campeonatos europeos como el Bayern de Múnich, el FC Barcelona, el Juventus de Turín o el Manchester United aún están lejos de alcanzar: el título de Liga.

La mayoría de ligas del norte de Europa ha puesto punto y final a la campaña de 2012, y sus vencedores han descorchado ya el champán y alzn sus trofeos al cielo.

Una de las competiciones más madrugadoras fue la islandesa, que coronó a su campeón, el FH Hafnarfjoerdur, a finales de septiembre. Después de 22 jornadas disputadas, el conjunto dirigido por el técnico Heimir Gudjónsson acabó con 13 puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor. Este gran colchón permitió al FH celebrar el sexto título liguero de su historia a falta de tres fechas para la conclusión.

Dos equipos se estrenan en el trono
El desenlace en Estonia fue idéntico: el JK Nõmme Kalju festejó su coronación en la Meistriliiga cuando aún restaban tres jornadas para el término del campeonato, y ya luce en sus vitrinas el primer título liguero de su historia. La ventaja final sobre el segundo clasificado fue de nueve puntos. Kristen Vilkmae, de 33 años y 114 veces internacional con Estonia, anunció su retirada nada más proclamarse vencedor.

En Letonia, el FC Daugava Daugavpils también inscribió su nombre por primera vez en la lista de campeones del país, y relegó de manera sorprendente al segundo y tercer puesto, respectivamente, a los poderosos Skonto de Riga y FK Ventspils, que obtuvo el doblete en el anterior ejercicio.

Mientras que para los clubes de Estonia y Letonia la consecución del título ha representado una experiencia totalmente novedosa, la marcha triunfal del Helsinki es prácticamente pura rutina. No en vano, el HJK conquistó la Veikkausliiga finlandesa por cuarta vez consecutiva, con lo que ya acumula un total de 25 entorchados.

Un equipo de segunda, el protagonista
El Molde FK logró revalidar el título en la vecina Noruega. "Mis hombres jugaron siempre muy concentrados", aseguró el entrenador y leyenda del balompié Ole Gunnar Solskjaer, quien fue nombrado recientemente primer miembro del flamante Salón de la Fama del fútbol noruego. "Se habló mucho de que no íbamos a poder volver a ser campeones, pero demostramos que sí era posible", manifestó.

Sin embargo, tendrá que aceptar el hecho de que su equipo no haya sido la sensación de la temporada, ya que quien se ha llevado todos los elogios ha sido el modesto IL Hødd. Este equipo de segunda división, de la pequeña localidad de Ulsteinvik, situada al suroeste del país, conquistó la Copa tras imponerse por 4-2 en la tanda de penales al Tromsø IL, de primera división, una hazaña que no había logrado ningún equipo de segunda desde hacía 15 años.

Por su parte, en las Islas Feroe, el EB/Streymur sufrió hasta el último suspiro, pero su triunfo por 3-2 sobre el NSÍ Runavík en la jornada final le valió para levantar su segundo título de Liga, después del obtenido en 2008. "Tal vez no tengamos la mejor plantilla del campeonato, pero si analizamos jugador por jugador, sí que tenemos el mejor equipo", declaró el técnico Hedin Askham.

El desenlace en Lituania también fue de lo más ajustado, ya que el Ekranas Panevezys, vigente campeón del doblete, y el Zalgiris Vilnius llegaron a la última fecha con apenas un punto y un gol de diferencia. Finalmente, fue el Panevezys quien se impuso, sumando así su quinto título liguero consecutivo.

Dinamarca, al ritmo de la élite europea
Siempre resulta complicado determinar si el equipo que acaba primero en la clasificación es el merecido campeón. Sin embargo, en la Allsvenskan sueca, el entrenador del conjunto triunfador, Joergen Lennartsson, está absolutamente convencido de que los suyos eran los únicos merecedores del título. "Fuimos líderes 23 de las 30 jornadas de liga, por eso creo que somos los justos vencedores", opinó.

De hecho, el IF Elfsborg fue el equipo más regular a lo largo de toda la campaña, e incluso tuvo la oportunidad de sentenciar la competición a falta de varias jornadas para el final. Pero su falta de contundencia permitió a sus perseguidores de Haecken y Malmoe recortarle puntos en la recta final del campeonato. Pese a ello, acabó ciñéndose la corona. Por su parte, el Helsingborgs IF, campeón del doblete en 2011, firmó un ejercicio decepcionante y acabó en sexta posición, por lo que no disputará competiciones europeas la próxima temporada.

Los lectores más atentos se habrán percatado de que en nuestro viaje por el norte de Europa y Escandinavia no hemos hecho escala en una de las ligas más importantes de la zona: la Superligaen danesa. Desde 1991, los equipos daneses luchan por destronar al gran campeón de Copenhague al ritmo de las grandes ligas del Viejo Continente, por lo que su batalla finalizará también a mediados de 2013. A día de hoy, y después de 18 jornadas disputadas, el FC Copenhague, vigente campeón de Copa, lidera la clasificación con nueve puntos de diferencia sobre el FC Nordsjaelland, defensor del título, y el Aalborg SK.

Para los hinchas del norte de Europa, el calendario actual no da respiro, puesto que cuando los daneses conozcan en mayo a su nuevo campeón, el resto de ligas de la región ya se habrá reanudado ¡Imposible aburrirse!