Tablas para Peñarol y Nacional
© AFP

Peñarol y Nacional empataron sin goles el domingo en el clásico del fútbol uruguayo que cerró la undécima fecha del Apertura 2012, resultado que mantiene a los aurinegros como únicos líderes del torneo, pero sin quebrar la esperanza tricolor de luchar por el título hasta el final.

El estadio Centenario en Montevideo -con unos 50.000 hinchas en sus tribunas- recibió a ambos equipos en medio de una fiesta de color y fuegos de artificio brindado por las parcialidades de los dos equipos más populares del fútbol uruguayo, esta vez con mayoría aurinegra dada su condición de equipo locatario.

El imponente escenario no tuvo su reflejo en el campo de juego, ya que en la cancha la fuerza en la marca y la entrega de los jugadores venció a la fluidez en el juego.

En ese contexto, la capacidad ofensiva de los dirigidos por Jorge 'Polilla' Da Silva se impuso en la primera mitad a Nacional, logrando generar varias situaciones de riesgo.

Jorge Zambrana, que estrelló un tiro en el travesaño defendido por Jorge Bava, y Fabián Estoyanoff, de tiro libre, fueron los que estuvieron más cerca de marcar la apertura para Peñarol.

Enfrente, el ídolo tricolor Alvaro Recoba -que volvió de una lesión- estuvo perdido en el encuentro y lejos de su mejor nivel.

El complemento transcurrió sin demasiados sobresaltos en ambas áreas en los primeros minutos, hasta que el juvenil Adrián Luna -que debutó en un clásico- venció en un mano a mano al arquero argentino Danilo Lerda, pero antes de rematar al arco el veterano Darío Rodríguez rechazó el balón.

Recoba con un tiro desde fuera del área y Luna con una media chilena volvieron a exigir al máximo a Lerda, que volvió a mostrar su capacidad con sendas atajadas.

Sin embargo, una de las jugadas más peligrosas del final la protagonizó el ariete aurinegro Marcelo Zalayeta, que a tres minutos del final estrelló en un palo un potente remate.

Tras el cierre de la fecha, Peñarol se mantiene como único líder con 24 unidades a dos de sus escoltas Defensor y El Tanque Sisley y a cuatro de su archirrival, Nacional.