Wilhelmsson, más experiencia para el Galaxy
© Getty Images

El 17 de junio de 2012, Christian Wilhelmsson estaba en Arabia Saudí, a punto de concluir su segundo año de contrato con el Al Hilal. En Riad, en plena canícula, el extremo sueco no fue testigo del trascendental momento vivido por el Galaxy casi en el otro confín del mundo. Esa tarde, en el Home Depot Center de Los Ángeles, los locales derrotaron al Portland por 1-0, su cuarta victoria en 14 jornadas. Por aquel entonces, al vigente campeón le llovían las críticas por los cuatro costados. "Incluso se llegó a decir que estábamos acabados, que nuestro momento había pasado", recordó Todd Dunivant, autor de aquel providencial gol que fue el precursor de una racha brillante.

Menos de tres meses después de aquel triunfo revelador, la transformación estaba ya completada. El tetracampeón de la Copa de la MLS volvió a recuperar el pulso de la temporada anterior. Así, el 5 de septiembre, cuando el conjunto ya se había reencontrado a sí mismo, llegó Wilhelmsson, sin ninguna garantía de poder continuar su aventura en 2013.

El escandinavo disputó su primer partido en Los Ángeles con los juveniles del segundo equipo, contra el Portland. Nueve días después de haber estampado su firma, celebró su debut en la MLS con un oportuno primer gol en tierras norteamericanas. Ya han pasado cinco encuentros desde aquel primer logro y ahora el internacional sueco está a 90 minutos del título. Todo ha sucedido muy deprisa para la ex figura del RSC Anderlecht. "No tengo costumbre de llegar tan entrada la temporada", confirmó Wilhelmsson a FIFA.com. "En lo que respecta a mi integración, no he tenido ningún problema. Esta formación posee verdadera inteligencia táctica, todo el mundo entiende el fútbol y no resulta difícil encontrar tu lugar, incorporarte a la base ya establecida".

Rápidos y fornidos
Lo que sí resulta algo más complicado para este treintañero algo falto de sensaciones es "recuperar el ritmo y estar al nivel que quiero", precisó. "Los jugadores tienen que acostumbrarse a mí y aún tengo que encontrar mi sitio en algunas acciones. Pero vamos progresando de día en día. Encuentro mejor los espacios, sobre todo detrás de Robbie Keane. Ahora sé dónde ir automáticamente, y en consecuencia, los pases llegan mejor", continuó el incondicional de los Blägult, presente en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006 y en las tres últimas ediciones de la Eurocopa, 2004, 2008 y 2012.

Autor de dos dobletes con el Al Hilal antes de partir con su selección a Polonia/Ucrania para participar en la cita continental, el otrora obstinado adolescente del Mjällby AIF llegó en buen estado de forma al ocaso de la campaña angelina. Sin embargo, en un campeonato "más físico, donde casi todos los jugadores son atletas rápidos y fornidos", según sus primeras impresiones, el sueco no está del todo satisfecho con su rendimiento.

La contribución de los veteranos
A escasas horas de su primera Copa de la MLS, el enjuto Wilhelmsson prefiere insistir en sus aportaciones al equipo. "No es que no tenga ocasiones. Con Sean Franklin me entiendo a la perfección, nos coordinamos bien y uno ayuda al otro en sus tareas defensivas", explicó el extremo nacido en Malmö. "Me gusta posicionarme cerca de la línea de banda y volver al centro con el balón. He jugado por los flancos toda mi vida, y ahí es donde mejor me siento en la cancha. A veces tengo que volver al centro para conectar mejor con Robbie, pero tenemos jugadores muy buenos a la hora de ocupar los espacios entre las líneas y eso me ayuda a aprovechar los huecos por detrás de los defensas".

En la que será la octava final de su historia, todo un récord, el Galaxy de Bruce Arena podrá contar con varios futbolistas experimentados para conquistar el ansiado doblete, como David Beckham, Robbie Keane o Landon Donovan. "Gracias a los veteranos, no nos entró el pánico cuando todo el mundo nos había descartado, cuando todo podía haberse derrumbado", aseveró Dunivant, quien a la edad de 31 años quizás se incluye en la categoría.

A sus 32 primaveras y tras haber recorrido diez ligas, entre ellas las de Francia, Italia, España o Inglaterra, Wilhelmsson ha venido a sumar su talento a esta constelación de estrellas. Y quizás también a sumar otro trofeo al palmarés del club.