Vélez, a un paso (2-1)
© AFP

El argentino Vélez Sarsfield derrotó al chileno Colo Colo por 2-1 y quedó en el umbral de la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores como líder del Grupo 7.

Con esta derrota, el conjunto chileno quedó en una comprometida situación al ocupar el tercer puesto del grupo con cuatro puntos, a seis de distancia del Vélez y a tres del Cruzeiro brasileño.

El Vélez Sarsfield de Ricardo Gareca, cuya figura fue el creativo Maxi Moralez, obtuvo la victoria con los goles anotados en la primera parte por los uruguayos Hernán Rodrigo López y Santiago Silva, mientras que para el equipo visitante marcó el argentino Ezequiel Miralles.

Dos asistencias memorables coronadas con realizaciones a tono encendieron el fuego del partido antes de que se cumpliera el primer cuatro de hora.

El colombiano Macnelly Torres cedió un balón con premio al punta Miralles a los 7 minutos y éste, sin dudar y con una simpleza sorprendente, abrió el marcador para el conjunto santiaguino cuando ambos equipos avisaban sobre sus intenciones de jugar poco en el medio y mucho en las áreas.

Cinco minutos después un esclarecido Maxi Moralez metió un balón entre los centrales chilenos y el uruguayo López atento, con las pilas cargadas a tope, se hizo de la pelota, encaró y dejó sin defensa alguna al meta Francisco Prieto.

Pese al irresistible encanto que provoca el estilo de juego de Macnelly Torres, gestor de los mejores momentos futbolísticos del Colo Colo, y al orden táctico del equipo de Hugo Tocalli, el Vélez pasó a generar los espacios para que el otro uruguayo goleador del equipo porteño, Silva, comenzara a inquietar a la defensa colocolina.

No pudieron bloquearle a los 28 minutos, a la salida de un tiro libre lanzado por Emiliano Papa, y de cabeza puso en ventaja a su equipo en un partido que justificaba la expectación que había despertado.

La hora de Montoya
El Vélez quiso liquidar el asunto en los primeros tramos de la segunda parte, pero malogró un par de ocasiones. Tras un bajón momentáneo, el conjunto chileno se despertó y volvió a presentar lucha.

Un fallo de Miralles permitió que el portero argentino Germán Montoya tapara su remate a los 62.

Montoya volvió a salvar a su meta a los 70, cuando detuvo un frontal remate de cabeza de Millar. El Colo Colo, con aciertos de Fuenzalida y el carácter de Miralles, mostraba actitud y disposición para buscar el empate.

No le alcanzó con su garra, se quedó con diez jugadores por la expulsión de Millar y, sobre el final, el uruguayo Silva estrelló un remate en un palo.