Las guindas del pastel
© AFP

Ahora que el periodo para realizar fichajes toca a su fin y que la mayoría de las grandes ligas se están reanudando, llegó el momento de las últimas operaciones provechosas y de los pequeños ajustes a las plantillas. Esta semana se han producido muchos movimientos. FIFA.com te los recuerda.

En Francia, cuando ya se han disputado tres jornadas, Olympique de Marsella, Olympique de Lyon y Girondins de Burdeos tal vez hayan encontrado el pequeño elemento que les faltaba y que les había costado un mal arranque de campaña. El cuadro marsellés, vigente campeón, ha decidido emparejar al delantero André-Pierre Gignac, que venía brillando en el Toulouse, con Loïc Rémy, llegado una semana antes. Durante ese intervalo, el OL ha dado un golpe de mano al despojar al Girondins de su cerebro Yoann Gourcuff, principal artífice del título logrado en 2009. A la espera de encontrar un sustituto para el ex milanista, el conjunto bordelés ya ha reforzado su ataque con el nigerino Moussa Maazou, cedido por el CSKA de Moscú. Tras sufrir la baja de Gignac, el Toulouse ha puesto mucha fe en Yannis Tafer, internacional francés sub-21, quien gozaba de muy pocos minutos en Lyon.

Otro ex del conjunto lionés, el defensa Sébastien Squillaci, que venía haciendo las delicias del Sevilla desde 2008, se ha incorporado al Arsenal y a su zaga 100% francesa, junto a Bacary Sagna, Gaël Clichy y Laurent Koscielny. Otro jugador francés, William Gallas, que terminaba contrato con los Gunners, se ha comprometido con el acérrimo rival, el Tottenham, y le espera algún que otro caldeado derbi londinense. 

También deberían saltar chispas en el reencuentro de Alberto Aquilani con la Serie A italiana. Un año después de su llegada al Liverpool procedente del Roma, el medio centro ha sido cedido al Juventus, uno de los mejores enemigos de los tifosi giallorossi. En principio, éstos tampoco deberían desear la bienvenida a Italia al paraguayo Roque Santa Cruz, que vestirá los colores del Lazio tras haber perdido la titularidad en el Manchester City. El delantero Alessandro Diamanti deja otro equipo inglés, el West Ham, para regresar al calcio con el recién ascendido Brescia. Decididamente, el movimiento de delanteros es importante, puesto que también Cristiano Lucarelli, de 35 años, aportará su experiencia al Nápoles, mientras que el uruguayo Ernesto Chevantón regresa al redil; concretamente al Lecce, donde se dio a conocer en Europa antes de pasar sucesivamente por el Mónaco, Sevilla y Atalanta de Bérgamo.

Su compatriota Marcelo Zalayeta, entretanto, abandona el Nápoles y pone fin a una estancia de 13 años en Italia (con una cesión intermedia al Sevilla entre 1999 y 2001) para probar la aventura en el fútbol turco, con el Kayserispor. Se trata de una liga que conoce bien el centrocampista Mehmet Aurelio, quien ya había brillado con el Fenerbahçe antes de fichar por el Betis, y que ahora regresa a Estambul con la camiseta del rival Beşiktaş. El viaje será un poco más largo para el neozelandés Shane Smeltz, que llega desde la liga australiana, del Gold Coast United, para reforzar el ataque del Gençlerbirligi. Mientras tanto, su compatriota Danny Vukovic ha realizado una kilometrada inútil de ida y vuelta del Central Coast Mariners al Konyaspor (por el que debería haber fichado), antes de comprometerse finalmente con el Wellington Phoenix. El argentino Matías Delgado deja el Besiktas para aterrizar en el Al Jazira de Emiratos Árabes Unidos.

Gran salto el que ha dado para cruzar el charco su compatriota Nicolás Otamendi. El defensa internacional de Vélez Sarsfield va a descubrir el fútbol europeo en las filas del FC Porto. El colombiano Adrián Ramos ya había recalado un año antes en el Viejo Continente, pero su experiencia en el Hertha de Berlín desembocó en la segunda división. Como consecuencia de ese descenso, deja la capital germana para firmar por el Hoffenheim, que también registra el alta de Sebastian Rudy, procedente del Stuttgart. Dos refuerzos que no sobran para compensar la baja del internacional brasileño Carlos Eduardo, quien se ha marchado al Rubin Kazán ruso. Un brasileño que deja Alemania, otro que llega (Wesley, centrocampista del Santos, tendrá la misión de hacer olvidar a Mesut Özil en el Werder Bremen) y otro que regresa: Diego, tras una temporada anodina en el Juventus fichado por el Wolfsburgo.

El defensa Alexis aterriza desde Valencia para suceder a Squillaci en el Sevilla. El Valencia, por cierto, ha abierto de par en par la puerta de salida, pues el defensa Asier del Horno y el centrocampista uruguayo Nacho González también se han marchado para incorporarse al vecino Levante, recién ascendido. Otro equipo que regresa a la primera división española, la Real Sociedad, se ha hecho con el joven Jeffrey Sarpong, formado en el Ajax de Amsterdam. El Deportivo de La Coruña, por su parte, ha apostado por el experimentado defensa paraguayo Claudio Morel Rodríguez, procedente de Boca Juniors. El Mallorca recibe al argentino Fernando Cavenaghi, que llega desde el Burdeos.

Por lo demás, en este tramo final del mercado de fichajes, los jugadores africanos están bastante cotizados. Los internacionales argelinos Djamel Abdoun (Nantes) y Rafik Halliche (Benfica) se han comprometido respectivamente con el Kavala griego y con el finalista de la Liga Europa, el Fulham. En la Premier League, el defensa de los Cottagers tendrá que emplearse a fondo ante el nigeriano Peter Odemwingie, traspasado del Lokomotiv de Moscú al West Bromwich Albion, o ante el marfilense Cheick Tioté, que ha cambiado el Twente holandés por el Newcastle. El joven delantero ghanés Dominic Adiyiah, de 21 años, ha sido cedido por el Milan al Reggina para curtirse en la Serie B, mientras que el defensa Hans Sarpei, 13 años mayor, sigue aplazando la fecha de su retirada para vivir una experiencia en el Schalke 04, tras haber defendido ya los colores de Duisburgo, Wolfsburgo y Bayer Leverkusen.

Hay que destacar que, en el caso de Edgar Davids, podía hablarse de retirada desde hace dos años, pero el mítico “Pitbull” holandés ha decidido volver a calzarse las botas de tacos para pisar los campos de la segunda división inglesa con el Crystal Palace, donde se le pagará en relación a la cantidad de partidos jugados.