Guatemala logra su sueño (4-0)
© AFP

La selección de Guatemala explotó con su mejor juego ofensivo y se clasificó a los cuartos de final de la Copa Oro tras golear por 4-0 a Granada en la última jornada del Grupo B.

Guatemala pasó por su posición privilegiada entre los terceros.

El éxito de la selección chapín se fraguó gracias a los goles que marcaron, primero la joven promesa José Del Águila (m.16), después Marco Pappa (m.22) y en el segundo tiempo el veterano delantero Carlos Ruiz (m.54) y Carlos Gallardo (m.59).

Los objetivos del equipo 'chapín' se cumplieron al ganar para sumar cuatro puntos después de haber empatado 0-0 con Honduras y perder por 2-0 ante Jamaica.

La goleada le dio mejor diferencia con relación a El Salvador y como consecuencia el pase a los cuartos de final.

Guatemala terminó con cuatro goles a favor y dos en contra, mientras que El Salvador cerró con siete marcados y siete encajados.

Ahora resta saber si ese balance sirve para los salvadoreños. Para ello, necesita que Canadá pierda mañana ante Panamá en el cierre del Grupo C.

Avanzar a la siguiente ronda
El triunfo guatemalteco, el tercero que consigue en los últimos nueve partidos que ha disputado contra selecciones del Caribe, le permite lograr también su tercer paso a los cuartos de final en las nueve apariciones que ha tenido en el torneo de la Copa Oro.

De nuevo, el juego de Guatemala tuvo como nota común su espíritu de lucha y el acierto por parte del entrenador paraguayo Ever Hugo Almeida que, a pesar de sufrir cuatro bajas importantes por suspensión y lesiones, puso en campo a los jugadores idóneos.

Volvió Pappa, que fue el cerebro, mientras que Gonzalo Romero trabajó con constancia. Además, el tempranero gol de Del Águila sirvió de ayuda sicológica para fortalecer al equipo.

Pappa amplió a los 22 minutos y así se fueron al descanso.

Con la tranquilidad de estar cuando menos empatados en la diferencia de goles con El Salvador hizo que los chapines se mostrasen tranquilos en su juego, asegurasen su defensa para mantener invicto su arco y luego aprovechar un gran número de oportunidades de volver a marcar.

Eso fue lo que sucedió en la segunda parte y Guatemala pasó con todo merecimiento a los cuartos de final, mientras que Granada dijo adiós a la competición con tres derrotas y la única alegría de haber conseguido al menos su primer gol en la Copa Oro, el que marcó en el anterior partido frente a Honduras, que al final perdió por 7-1.