La nómina de Perú para amistosos
© Getty Images

El DT de la selección peruana, Sergio Markarián, convocó a 19 jugadores del torneo local, que se suman a ocho 'extranjeros' previamente citados, para enfrentar a su similar de Bolivia en partidos amistosos de ida y vuelta en septiembre, informó la Federación Peruana de Fútbol.

La selección inca jugará ante el combinado altiplánico el 2 de septiembre en el Estadio Nacional de Lima y el 5 del mismo mes en el estadio Hernán Siles en La Paz, a 3.600 metros de altura, de cara a las eliminatorias a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

Entre los designados hay jugadores acostumbrados a jugar en altura y que, según el plan de Markarián, se les podría convocar durante el clasificatorio cuando el once inca deba acudir a ciudades de más de 2.000 m.

La relación de los convocados es la siguiente:

Arqueros: Salomón Libman (Alianza Lima), Erick Delgado (Sporting Cristal), Leao Butrón (San Martín).

Defensas: Cristhian Ramos (Alianza Lima), Luis Trujillo (Alianza Lima), Renzo Revoredo (Sporting Cristal), Walter Vílchez (Sporting Cristal), Aldo Corzo (San Martín), Roberto Guizasola (Juan Aurich).

Volantes: Juan Carlos Mariño (Cienciano), Edwin Retamozo (Cienciano), Paolo Hurtado (Alianza Lima), Yoshimar Yotún (Sporting Cristal), Adán Balbín (San Martín), Josepmir Ballón (San Martín), Michael Guevara (Sport Boys), Carlos Lobatón (Sporting Cristal).

Delanteros: Luis Advíncula (Sporting Cristal) y Irven Ávila (Sport Huancayo).

El 16 de agosto Markarían convocó a los 'extranjeros' Claudio Pizarro (Werder Bremen, Alemania), Jefferson Farfán (Schalke 04, Alemania), Wilmer Aguirre (San Luis, México), Juan Vargas (Fiorentina, Italia), Rinaldo Cruzado (Chievo Verona, Italia), Luis Ramírez (Corinthians, Brasil), Alberto Rodríguez (Sporting, Portugal) y Santiago Acasiete (Almería, España).

En ese llamado estaba el delantero y goleador de la Copa América, Paolo Guerrero, del Hamburgo de Alemania, pero Markarián lo desconvocó por estar saliendo de una lesión.

El objetivo del técnico fue no arriesgar a Guerrero a fin que llegue en óptimas condiciones físicas al primer partido de las eliminatorias sudamericanas, el próximo 7 de octubre, en el que Perú será local ante Paraguay.