Klinsmann alaba el trabajo de sus hombres
© Getty Images

La primera derrota sufrida por la selección de Estados Unidos bajo la dirección de Jurgen Klinsmann no ha impedido al entrenador alemán alabar el trabajo que todo el equipo y los jugadores desplegaron en el campo en el partido amistoso que perdieron por 0-1 ante Costa Rica.

Klinsmann, que lleva al frente de la selección desde finales del pasado julio, reconoció que una derrota nunca gusta, pero que cuando se hace el esfuerzo en el campo el resultado final hay que ponerlo siempre en perspectiva.

"Mal resultado", admitió Klinsmann tras concluir el segundo partido de su era con la selección de Estados Unidos. "No gusta perder, pero la labor del equipo fue muy buena y me siento satisfecho con el rendimiento de los jugadores, la forma como trataron de hacer las cosas que habíamos trabajado durante toda la semana de entrenamientos".

Klinsmann, que debutó al frente de la selección de Estados Unidos el pasado 10 de agosto con un empate a 1-1 frente a México, en Filadelfia, destacó que al concluir el partido contra Costa Rica sólo tuvo palabras positivas para todos los jugadores.

Klinsmann saca conclusiones positivas
"Lo que les dije fue que desde el punto de vista del rendimiento en el campo, lo que observe fue algo muy, muy positivo", subrayó Klinsmann, que viajará con el equipo hasta Bruselas, donde estemartes se van a enfrentar a la selección de Bélgica en el segundo partido amistoso de preparación de cara a la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Klinsmann reconoció que algunos jugadores sufrieron cierto bajón en el rendimiento y sobre todo se vieron afectados a la hora de reaccionar.

"Es bueno que pasen por este tipo de periodos en un partido", valoró Klinsmann. "Vimos como hubo jugadores que durante algunos minutos se vinieron abajo, estaban cansados y frustrados, pero necesitan aprender para superar esas situaciones".

Klinsmann señaló que ese fue el motivo por el que no quiso hacer demasiados cambios, para permitirles a los que estaban en el campo tener la oportunidad de recuperarse, sin importar los minutos que necesitaron.

"Al final lo hicieron bien, lucharon, y buscamos el gol del empate que no hubiese sido un mal resultado ante un rival que hizo bien su trabajo, aprovechó la oportunidad clara que tuvo de gol y supo luego manejar la ventaja en el marcador", explicó Klinsmann. "El proceso de aprendizaje va por el buen camino", agregó.