Klinsmann aplaude decisión de Neymar
© AFP

El seleccionador de fútbol de Estados Unidos, el alemán Juergen Klinsmann, aplaudió la decisión del joven delantero Neymar de seguir jugando en Brasil y rechazar las ofertas de Europa, así como elogió la actuación de Mano Menezes al frente de la seleçao.

"Todos los entrenadores del mundo conocen a Neymar, yo adoraría tenerlo en mi equipo", dijo Klinsmann en una rueda de prensa.

"Su decisión de quedarse en Brasil fue de él y del Santos (su actual club), él necesita estar maduro para mudarse a otro país (...) y claro que tiene chances de jugar por allá (Europa), pero es otra cultura, otro idioma", añadió.

Neymar, de 19 años, firmó hace un mes un nuevo contrato con el Santos hasta 2014, poniendo fin a los rumores sobre su eventual venta a un equipo grande de Europa.

El técnico, que llevó al seleccionado germano al tercer lugar en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006, recordó que tuvo "que pasar los 24 años antes de sentirme listo para irme a Italia" donde jugó con el Inter de Milán entre 1989 y 1992.

Elogios a Menezes
Por otro lado, Klinsmann felicitó a su homólogo brasileño Mano Menezes y su proceso de renovación de la selección brasileña para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

"Algunos pueden no entender lo que Mano está haciendo, no pueden llamarlo y preguntarle, pero él tiene un plan y es necesario que todos apoyemos ese plan", dijo el estratega.

Menezes, que asumió el once canarinho en julio de 2010, "necesita moldear un equipo con las mayores habilidades de cada jugador (...) El hecho que Brasil no haya tenido un buen desempeño en Sudáfrica (2010) o en la Copa América (de Argentina-2011) no significa que no se hayan hecho cosas buenas", añadió.

"Ustedes tienen los ingredientes fundamentales porque los jugadores tienen la calidad", siguió Klinsmann asegurando que espera "que algún días mis jugadores tengan esa calidad". "Estamos invirtiendo en el futuro, lo que no significa que no podamos ganarles", concluyó.

Klinsmann asumió como entrenador del seleccionado estadounidense en julio de 2011 -en reemplazo de Bob Bradley- con la misión de elevarlo a un nivel de élite mundial.