Manchester City, por Agüero y Silva
© AFP

El Manchester City, con más suerte que fútbol, goleó 4-0 al Porto portugués, en partido de dieciseisavos de final de vuelta de la Europa League, y clasificó para la instancia siguiente.

Tras el partido, el entrenador Roberto Mancini hizo un comentario sobre el argentino Carlos Tevez, afirmando que "no hay problema y podría volver a jugar en dos o tres semanas", lo que podría cerrar lo que se había convertido en una especie de 'culebrón'.

Además, sobre el encuentro señaló: "el Porto es un buen equipo y sabíamos que no sería un partido fácil. Pero, creo que jugamos muy bien. El 4-0 fue un resultado muy severo para el Porto, pero para nosotros lo importante fue clasificar (a octavos de final)".

Añadiendo, "fue importante anotar muy pronto, pero después el Porto jugó muy bien y tuvo mucho la posesión del balón. Pero, estoy muy contento por la eficacia de mi equipo. Ha sido algo excelente".

Los goles los anotaron el argentino Sergio Agüero (1), el bosnio Edin Dzeko (76), el español David Silva (84) y su tocayo chileno Pizarro (86).

Los dirigidos por Mancini no pudieron comenzar mejor. Tras sacar del medio los visitantes, perdieron el balón y el marfileño Yaya Touré lanzó un pase largo al argentino Sergio Kun Agüero, quien mandó el balón a las redes del arco del brasileño Helton, cuando iban apenas unos segundos de juego.

Sin poder batir la meta
Después, los lusos intentaron como mejor pudieron buscar el empate, pero no pudieron batir la meta defendida por Joe Hart.

Pero, más allá de los esfuerzos de los hombres de Vítor Pereira, a menos de 15 minutos para el final, Agüero habilitó con clase al bosnio Edin Dzeko, quien logró el segundo gol del encuentro.

Con los portugueses intentando atacar, a los Citizens se les hizo fácil jugar al contragolpe, y así sobrevino la goleada, que no fue merecida.

Un balón perdido por el Porto lo recuperó el chileno David Pizarro, se lanzó a fondo e hizo un pase de la muerte para el español David Silva, quien marcó completamente solo.

Después, Pizarro se encontró con otro regalo de la defensa visitante y mandó la pelota otra vez a las mallas de la valla de Helton.

El resto de la instancia se disputa el jueves.