Shakira: "El fútbol me ha conquistado"
© Getty Images

Si se hiciera una encuesta a nivel mundial sobre los personajes más conocidos, el nombre de Shakira estaría, sin duda, en los primeros lugares. La cantante colombiana es un verdadero fenómeno de la música pop y, con sus canciones en inglés y español, ha alcanzado y conquistado los cinco continentes en donde cuenta con millones de fanáticos.

Además, la bella intérprete tiene una relación muy especial con el fútbol. Ha interpretado sus canciones en las finales de las Copas Mundiales de la FIFA Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, lanzado varios proyectos de alcance social relacionados con el balompié y su actual pareja es el defensor del Barcelona, Gerard Piqué. De todo eso y mucho más habló Shakira, en exclusiva para FIFA.com.

Shakira, ¿cómo comenzó tu relación con el fútbol?
En 2006 fui invitada a cantar en el Mundial de Alemania, y en 2010 tuve la fortuna de volver a ser invitada. Ahí experimenté uno de los momentos más inolvidables de mi vida; el Mundial de Sudáfrica me dejó muchísimo en lo personal y en lo profesional. Así, me empecé a relacionar con el fútbol a partir de entender, a través de esos Mundiales, la importancia y el impacto que tiene este deporte en las vidas de miles de millones de personas a diario, en los sueños de jóvenes y niños que deciden entregar tantas horas de su vida a jugar a la pelota, y las pasiones que genera en tanta gente alrededor del mundo entero.

¿Qué es lo que te ha impresionado más en este período?
El intercambio cultural que sucede a partir de eventos como el Mundial, donde la gente comparte tantas cosas, se acerca y se une. Todo esto, como fenómeno sociológico, me interesa muchísimo, y también quedé muy favorablemente sorprendida con el trabajo social que hace la FIFA, con la campaña One Goal, de la que pude formar parte. Todo coincidió entonces para que mi experiencia fuera aún más enriquecedora, porque a partir de ahí se pudo promover la educación, que es uno de mis grandes intereses. Y ahora en casa es un tópico central por supuesto (risas), ¡tengo la impresión de que el fútbol me persigue por todos lados y no me puedo escapar!

En Colombia el fútbol es muy popular, ¿tu familia es fanática?
Mis hermanos sí, mi padre nunca lo fue tanto. Claro, ahora que tiene un 'yerno' jugador pues también se muestra muy interesado, ¡y creo que hasta ya aprendió lo que es un fuera de juego! Lo que pasa es que mi papá había sido siempre más dedicado a los libros, tenía intereses más intelectuales, pero es que nadie se puede escapar de la pasión del fútbol. Ha atrapado a mucha gente que antes no se interesaba.

Como sucedió contigo…
Lo que pasa es que cuando empiezas a entender el fútbol te das cuenta de que no sólo se trata de la parte física y correr tras un balón. Es un deporte de estrategia en el que se requiere mucha inteligencia. Es un juego muy mental.

¿Puedes ver ya un partido completo?
¡Sí, claro!

¿Incluso aquellos en los que no juega Piqué?
Emm (risas)… Sí, sí. Algún partido he visto, por aprender y porque soy muy curiosa. Y también por saber cómo van los otros equipos, pero los partidos que no me pierdo son los que juega él.

¿Es complicado ser pareja de un futbolista teniendo en cuenta los entrenamientos, los partidos y los viajes?
¡No debe ser fácil tampoco ser la pareja de una artista! (risas). La verdad es que entiendo que es una carrera difícil, que exige dedicación, compromiso, disciplina y trabajo en equipo, que es muy distinto a lo que yo hago. Yo no reporto a nadie más que a mí misma, pero un jugador de fútbol es como un soldado, y tiene grandes responsabilidades dentro del campo y fuera de él, así que eso me ha tocado entenderlo y apoyar a Gerard en lo que sea necesario.

¿Ya has intentado pasar del sillón a la cancha?
Soy mejor cantando canciones que animen a la fanaticada. Gerard me ha hecho algunos pases, ¡pero no puedo decir que sea muy buena jugadora! (risas)

Ya has participado en dos Copas Mundiales de la FIFA, la próxima es en Brasil, ¿te hace ilusión estar en un torneo disputado en Sudamérica?
¡Por supuesto! Brasil es un país muy querido para mí, ahí tengo seguidores con los que he interactuado durante años, colegas como Ivette Sangalo, y que cuenta con personajes como Pelé. Me encantaría ir a ese Mundial, no sé en qué rol, pero seguramente estaré ahí. Yo sé que nadie se lo va a perder, y yo menos.

Para despedirnos, cuéntanos un poco sobre tus proyectos sociales relacionados con el fútbol…
Estoy convencida de que promocionar el deporte es una forma inteligente de educar a nuestros niños y, de hecho, con el Fútbol Club Barcelona y mi fundación Pies Descalzos hemos implementado programas para llevar más deporte a las escuelas, algunas de las cuales hemos construido en lugares de alta vulnerabilidad, donde viven niños en condiciones de extrema pobreza. También con FIFA realizamos la campaña de One Goal y con las ventas de Waka Waka recaudamos fondos para veinte centros de esta iniciativa. Me gusta participar en eventos futbolísticos con responsabilidad social porque, para mí, inspirar el deporte en los niños es una manera de mantener sus mentes y sus cuerpos sanos, de desarrollar su inteligencia y sus capacidades de relacionarse.