Grandes en apuros

La temporada 2011-2012 de la Liga de Campeones de la UEFA podría acabar deparando sorpresas enormes: después de la sorprendente clasificación del APOEL de Nicosia, tres ex campeones —Inter de Milán, Bayern de Múnich y Real Madrid— se hallan en una situación delicada tras los decepcionantes resultados de la ida de octavos de final, con un balance global de dos derrotas y un empate.

Además, el Chelsea, último representante de la prestigiosa Premier League, también está obligado a reaccionar si quiere remontar dos goles ante el prolífico Nápoles, sin poder permitirse recibir ninguno.

Así pues, podríamos asistir, en caso de grandes sorpresas, a unos cuartos de final sin clubes de Inglaterra, Alemania ni Francia, tres potencias futbolísticas del Viejo Continente.

El programa
Martes 13 de marzo
Inter de Milán-Olympique de Marsella (ida 0-1)
Bayern de Múnich-Basilea (ida 0-1)

Miércoles 14 de marzo
Chelsea-Nápoles (ida 1-3)
Real Madrid-CSKA de Moscú (ida 1-1)

El partido destacado
Chelsea-Nápoles, Stamford Bridge, Londres, 20:45

El Chelsea, único conjunto inglés que continúa en liza, tratará de hacerlo mejor que el Manchester City. Los Citizens tropezaron en la liguilla frente a un intratable cuadro napolitano, que exhibe un tridente ofensivo temible y muy complementario: el Nápoles presenta una racha de cinco victorias en la Serie A, a las que se suma la lograda en el encuentro de ida contra el Chelsea. Y por si hubiese alguna duda sobre su actual estado de forma, acaba de infligir un espectacular 6-3 al Cagliari, con goles de seis jugadores diferentes. Este resultado refleja a la perfección la filosofía de un equipo que adopta un 3-4-3 decididamente ofensivo, y también peligrosísimo en los contragolpes. El Chelsea, por su parte, está recuperándose de un bache, aunque necesitó a un Didier Drogba de nuevo decisivo para imponerse al Stoke (1-0). La incógnita de este choque no es saber si los londinenses están en condiciones de anotar dos tantos, sino si disponen de recursos suficientes para impedir marcar a Edinson Cavani y los suyos. En nueve partidos europeos contra equipos italianos, el Chelsea remontó dos veces una derrota de la ida por dos goles de diferencia, aunque nunca lo ha hecho en la Liga de Campeones.

La previa
Inter de Milán-Olympique de Marsella
No se prevé que en el duelo entre Inter de Milán y Marsella, único de estos octavos de final que enfrenta a dos ex vencedores de la Liga de Campeones de la UEFA, abunden los goles. Diego Milito y Diego Forlán tienen la pólvora mojada, mientras que el club provenzal acaba de sufrir su cuarta derrota consecutiva sin ver puerta en la Ligue 1, en Ajaccio (1-0). Aun así, si el Inter quiere disputar por cuarto año seguido los cuartos de final, deberá superar el resultado adverso de la ida, tras sucumbir ante un tanto de cabeza de André Ayew en el tiempo añadido. La estadística se inclina a favor del Marsella: en sus tres visitas al estadio Giuseppe Meazza, no ha perdido nunca.

Bayern de Múnich-Basilea
La noche se anuncia tensa este martes en el Fußball Arena de Múnich, donde el Bayern está resuelto a demostrar, frente al Basilea, que el revés sufrido en la ida (1-0) no fue más que un accidente. En la Bundesliga, los bávaros acaban de dar un golpe de autoridad. Después del 2-0 en contra registrado en Leverkusen la semana pasada, dejaron claro el poderío de su ataque vapuleando al Hoffenheim (7-1), con una tripleta de Mario Gómez. Las cifras son claramente favorables a los alemanes, que nunca han sido eliminados por un adversario suizo en un torneo europeo. En cuanto al Basilea, acaba de reforzar su liderato en la liga helvética al vencer a domicilio al Grasshoppers de Zúrich (0-2), si bien no se ha llevado ni una sola victoria en cinco visitas a Alemania (dos empates y tres derrotas). En este encuentro también se medirán dos de los artilleros que escoltan en la tabla de realizadores al estratosférico Lionel Messi (12 goles): Mario Gómez (6) y Alexander Frei (5).

Real Madrid-CSKA de Moscú
El Real Madrid, pese a protagonizar una trayectoria impecable en la liguilla, empató contra todo pronóstico en Moscú en la ida. Pontus Wernbloom replicó al tanto inicial de Cristiano Ronaldo en el tercer minuto del tiempo añadido. El CSKA, que ganó en Barcelona (2-3) en 1992 y en Sevilla (1-2) en 2010, viajará sin ningún complejo al Bernabéu, y se encomendará al marfileño Seydou Doumbia para aprovechar cualquier oportunidad de contraataque. Pero el Real Madrid, que aventaja en diez puntos al Barcelona en la liga española, posee una potencia de fuego excepcional, reforzada además por el regreso de Karim Benzema, al que una lesión había impedido participar en la ida. El feudo madridista es todo un fortín (19 victorias en 20 partidos de la Liga de Campeones), en el que únicamente ha sido capaz de ganar el Barcelona (0-2).

Jugador a seguir
Didier Drogba, piedra angular del ataque del Chelsea desde hace ocho temporadas, está decidido a superar esta eliminatoria europea antes de su probable marcha a Asia. El marfileño acaba de firmar, contra el Stoke, su gol número 100 en la Premier League y 153 con la camiseta de los Blues en 326 encuentros, sin distinción de torneos. Por lo tanto, una eventual clasificación del Chelsea pasa obligatoriamente por una nueva gesta de su genial delantero.

Números que hablan
En caso de eliminación del Chelsea, sería la primera vez desde hace dieciséis años que no hay equipos ingleses en cuartos de final. En el ejercicio 1995-96, el Blackburn Rovers fue el último representante de la Premier League.

La frase
“Espero que San Siro se llene y nos lleve en volandas, aunque no va a ser un partido fácil”, Claudio Ranieri, entrenador del Inter de Milán.

¡Que se oiga tu voz!
¿Lograrán Basilea y CSKA de Moscú una proeza semejante a la del APOEL de Nicosia?