El milagro del Flamengo se esfuma (3-0)
© Getty Images

El club brasileño Flamengo goleó 3-0 al argentino Lanús en Rio de Janeiro, pero quedó eliminado de la Copa Libertadores por el triunfo 3-2 de Emelec sobre el Olimpia en Paraguay, que dio a los ecuatorianos el pase a los octavos de final.

El cuadro de Joel Santana necesitaba de un milagro para avanzar a la tercera ronda de la Copa, que casi se hacía posible, cuando los ecuatorianos rompieron el empate que tanto ansiaban los cariocas poco antes del pitazo final (90+2).

"Hicimos nuestra parte, no fue suficiente para clasificar. Ahora a trabajar para conseguir el Carioca (torneo local)", dijo desanimado Luiz Antonio, ya terminado el encuentro.

Después del pitazo final, el público se quedó inmóvil en las tribunas esperando el resultado en Asunción. Celebraciones y lamentos se vieron en el estadio Engenhao de Rio de Janeiro en cinco minutos y al final: caras largas.

Con estos resultados, los argentinos ganaron la llave con 10 puntos, seguidos por Emelec con 9. Flamengo se estacionó en el tercer lugar con 8 y Olimpia le correspondió el último escaño con 7.

El 'mengao' terminó su actuación en el torneo continental, que sólo ganó en 1981, con dos victorias, dos empates y dos derrotas

En búsqueda del pase
El primer tiempo comenzó con el Flamengo presionando, buscando el gol, aunque con un juego desordenado sobre todo en el mediocampo, con muchos pases errados. De hecho, el primer gol llegó con jugada de pelota parada tras numerosos intentos por traspasar la zaga argentina que con facilidad desarmaba el ataque.

El argentino Darío Bottinelli cobró un tiro de esquina y Welinton supo adelantarse a la defensa y anotar con un certero cabezazo a la derecha del arco, que daba la ventaja al Flamengo y entonces la clasificación a octavos.

El capitán Ronaldinho Gaúcho apareció poco en el primer tiempo, pero poco a poco fue tomando protagonismo en el partido, con jugadas en las que mostró la raza y ponían a temblar al portero Agustín Marchesín.

El centro de 'Dinho' para Deivid a los 41 fue una obra de arte al punto que el atacante solo tuvo que empujar la bola para ampliar la ventaja.

Y el tercero, ya en el segundo tiempo, también fue de su autoría. Otra jugada espectacular con un centro preciso a Luiz Antonio, después de driblar a dos zagueros, para mandarla al fondo de la red. Era el gol para la goleada.

Más temprano, en la primera finalización del 'rubronegro' (minuto 9), el mediapunta ya había dado un centro bonito a Vagner Love que de pierna izquierda remató rozando el travesaño.

El Lanús, que venía de tres victorias consecutivas, mostró un juego un poco deslucido, que comenzó con un juego cerrado atrás, que el 'Fla' fue descifrando con el paso de los minutos. Sólo a los 27, se presentó una jugada de peligro de Valeri que mandó un torpedo que Felipe logró desviar.

En el segundo tiempo, el Flamengo administró más el balón y Lanús llegó con alguna que otra amenaza aislada. El pitazo final dio la victoria, pero no la clasificación, arrebatada en el último minuto por el Emelec, responsable de la amargura carioca.