Bayern Múnich saca ventaja (2-1)
© Getty Images

El Bayern de Múnich, con un tanto en el minuto 90 de su estrella Mario Gómez, venció 2-1 como local al Real Madrid en en su duelo de ida por semifinales de la Liga de Campeones. La revancha se jugará la semana próxima en España.

El tanto del internacional alemán de origen español permite a los locales ir con un resultado más positivo y rompió el empate con el que parecía que iba a terminar el choque, tras los goles de su compañero francés Franck Ribery (17) y el empate provisional del alemán del Real Madrid Mesut Özil (53).

Para Mario Gómez se trata de su tanto número 12 en la actual edición de la 'Champions', donde sólo le supera el argentino del Barcelona Lionel Messi, que hasta el momento ha sumado 14.

El resultado deja la batalla abierta, aunque el equipo de José Mourinho tendrá que salir a remontar en el siguiente duelo, el miércoles 25 en la vuelta en la capital española, si quiere conseguir el pase y volver a Múnich para la gran final del sábado 19 de mayo.

En su centenaria historia, el Real Madrid sólo ha conseguido ganar en un partido oficial en Alemania en una ocasión, en Leverkusen (3-2) en el año 2000, y en sus visitas al Bayern Múnich sigue con su particular maldición, ya que su balance en la ciudad queda ahora en nueve derrotas y un empate.

Antes del partido de vuelta, el Real Madrid visita el sábado en la Liga al Barcelona, segundo a cuatro puntos del líder blanco, mientras que el Bayern podrá concentrarse en su reto europeo, ya que tiene casi imposible el título alemán, a ocho puntos del líder Borussia Dortmund cuando quedan tres jornadas.

Dominio alternado
El partido en el impresionante Allianz Arena comenzó con el Real Madrid con más fluidez, pero poco a poco el Bayern se desquitó del acoso, especialmente tras su gol en el minuto 17, cuando un saque de esquina lo intentó despejar Sergio Ramos, que sólo pudo tocar con el pecho, pero el balón quedó a placer para Ribery, que vino desde atrás y fusiló a la red (1-0).

El portugués Cristiano Ronaldo se dejó notar también a balón parado, en su caso con un disparo de falta, pero su intento se fue alto por muy poco (21).

Ambos equipos se demostraron un gran respeto y brindaron un choque lleno de tensión, pero el Bayern se mostró más peligroso al contragolpe.

Primero Bastian Schweinsteiger lo intentó con un disparo cruzado desde la frontal (minuto 28), que se fue rozando el palo del Real Madrid, mientras que en el 40 Casillas volvió a vestirse de salvador, despejando un fuerto tiro de Mario Gómez, el hombre destinado a ser después el héroe del partido.

En la segunda parte, el Real Madrid salió más inspirado y fruto de ello llegó el tanto de Özil en el 52, cuando Benzema recogió un rechace a un disparo de Cristiano para ceder de nuevo al portugués, que se quedó muy escorado y pasó al centro del área, donde su compañero alemán llegó y marcó a placer.

La perseverancia de Gómez
Consciente de que el resultado le perjudicaba, el Bayern buscó el segundo gol y Gómez, su estrella anotadora esta temporada, lo intentó sin parar a partir de ahí.

En el 61, el portugués Pepe le molestó lo justo para impedir su remate cómodamente y Casillas paró, y en el 71 el alemán de origen español desperdició una grandísima ocasión de los suyos, cuando un nuevo mal despeje de Ramos cayó al delantero, que con toda la portería para sí envió alto.

En el 72, Gómez cabeceó alto en su asedio infructuoso a la portería del líder español y en el 90 consiguió premio a sus esfuerzos, cuando Philipp Lahm se fue del portugués Fabio Coentrao y envió un centro perfecto para que en el área Gómez, esta vez sí, consiguiera una agónica y valiosa victoria (2-1).

En la otra semifinal, Chelsea y Barcelona se miden este miércoles 18 de abril en la ida en Londres y la vuelta está programada para el martes 24.