España descifra el cerrojo (2-0)
© Getty Images

La selección española de fútbol se impuso en el primer amistoso de los tres que programó para preparar la Eurocopa 2012, ante Serbia por 2-0 en Saint-Gallen, con tantos de un gran Adrián López (64) y Santi Cazorla (75 de penal).

Los hombres de Vicente Del Bosque tuvieron problemas para superar el orden defensivo de los balcánicos, que no están clasificados para el torneo continental, pero hicieron valer en la segunda parte su mayor calidad y su insistencia ante la meta de Damir Kahriman.

El joven Adrián López, revelación con el Atlético de Madrid esta temporada, reivindicó su lugar en el equipo nacional con su tanto y con sus constantes incursiones en el área rival, fruto de las cuales vino el penal cometido sobre él y transformado por Cazorla.

Del Bosque comunicará su lista de 23 hombres, en la que ya estarán los jugadores del Barcelona y el Athletic de Bilbao, que se midieron en la final de la Copa del Rey, motivo por el cual ninguno de ellos fue llamado todavía para la concentración previa en tierras austríacas.

A la espera de esa esperada convocatoria de la 'Roja', Juanfran, lateral derecho del Atlético, y su compañero Adrián, que entró en la segunda parte en lugar de Roberto Soldado, fueron sin duda las 'caras nuevas' que mejores sensaciones transmitieron en este encuentro en Suiza.

En el ataque, Álvaro Negredo y Soldado animaron el juego ofensivo en la primera parte, aunque el primero se mostró más peligroso que el delantero del Valencia.

Defensa ordenada
En la primera parte, Serbia resistió bien atrás e incluso pudo adelantarse en el minuto 37, pero el tanto del serbio Dejan Lekic fue anulado por fuera de juego, aunque sirvió como aviso para los campeones europeos y mundiales.

El encargado de desatascar la situación fue Adrián, de 24 años, que culminó con un gol de cabeza un contragolpe iniciado por un largo pase de Beñat Etxebarria (Betis), otra de las novedades del equipo, a Jesús Navas (Sevilla), el autor de la asistencia para el primer tanto español (64, 1-0).

El tanto permitió jugar con más tranquilidad y menos aceleración, hasta que en el 75 Adrián fue derribado en el área por Branislav Ivanovic, y el penal consiguiente lo transformó Santi Cazorla (2-0).

España solventó así el partido con un triunfo, demostrando eficacia aunque todavía no el brillo que se espera del equipo, a pesar de que afrontará la Eurocopa con bajas sensibles como la del atacante David Villa, del Barça, que se fracturó una tibia en diciembre y no ha logrado recuperarse a tiempo.

Después de este partido, España tiene pendientes otros dos partidos de preparación para la Eurocopa, el miércoles 30 en Berna ante Corea del Sur y el domingo 3 de junio contra China en Sevilla.

En la primera fase del campeonato continental, los españoles son los favoritos de un grupo C que completan Italia, Croacia e Irlanda.