España recupera a Torres (4-1)
© Getty Images

España cerró su primera parte de la concentración previa a la Eurocopa 2012, con un nuevo triunfo en su segundo amistoso, 4-1 a la República de Corea, el día en el que Fernando Torres se reivindicó reencontrándose con el gol en la Roja un año después y Negredo respondió con rapidez en la lucha del 'nueve'.

Era la tarde de Fernando Torres. La esperaba con ganas el 'niño'. En alerta desde que quedó fuera del amistoso ante Venezuela. Con la motivación por las nubes y dispuesto a asumir el peso del gol ante la ausencia del referente David Villa. No se cansó de lanzar desmarques, de ofrecerse con incansables movimientos siempre al límite del fuero de juego. Más fino y con la velocidad del que jugó menos de lo esperado esta temporada.

Vicente Del Bosque probó aspectos ofensivos que dejaron las mejores acciones del partido. Cazorla y Silva juntos juegan un fútbol de altos quilates. Exhiben su imaginación cada vez que entran en contacto con el esférico. A Mata se le vio menos fresco. En el once se 'colaron' Monreal y Beñat. Dos futbolistas que no estarán en Polonia y Ucrania.

Nadie ha bajado los brazos desde que el seleccionador español hizo oficial la lista de 23 elegidos. El partido de Beñat es una muestra. Dio salida al fútbol sin complicaciones como pareja de Xabi Alonso. Siempre con criterio. Cuando adelantó unos metros robó y asistió a Torres para que marcase. Pase medido y toque justo de cabeza a la escuadra. No saboreaba un gol con la 'Roja' desde el 4 de junio de 2011. En Boston en la goleada a Estados Unidos (0-4).

Habían pasado once minutos y el balón era de España. Torres ya había rozado el palo desviando un disparo de Cazorla y Xabi Alonso había hecho intervenir al gigantón Lee. Corea se defendía como podía. Bien situado sobre el campo. Agresivo y con el criterio que imponía Do Heon Kim en el medio campo, el futbolista más brillante en un cambio generacional.

Para entretenerse
Se divirtió España durante veinte minutos. Perdonó cuando enganchó algún contraataque bien llevado y mal culminado. Mata y Torres se conocen de memoria. Cazorla remató abajo y se topó con el portero coreano. Tras el córner Silva rozó la escuadra con un disparo de rosca con su zurda.

En labores defensivas había otra reivindicación. La protagonizaba Raúl Albiol. Aún más fresco que Fernando Torres brilló al corte con rapidez. Arreglando ciertos desajustes de la medular. Corea no lo pensaba. En los pocos segundos que tenía la pelota se lanzaba al ataque sin pensarlo. Así llegó el disparo de Son pegado al palo. Las dudas de Reina en una salida ante el centro de Yeom y finalmente el gol.

El peligro llegaba por el costado de Arbeloa. Un nuevo centro lo despejó mal Beñat. Al centro. Donde nunca se debe lanzar un rechace. En carrera llegó Kim que lanzó un disparo a la escuadra para empatar el partido.

Mantuvo el equipo Del Bosque hasta que sentenció. Corea fue a menos según rebajó sus fuerzas y fue agotando su físico. España salió por el gol y no tardó en encontrarlo. Beñat lanzaba un disparo ajustado antes de que una subida de Monreal acabase con un disparo a la mano de Hyung Cho. El penal no lo desaprovechó Xabi Alonso, el lanzador sin el 'Guaje' Villa.

El duelo murió a los 56 minutos. Con la picardía de Cazorla. Una falta en la frontal la lanzó rasa para que el balón se colase por debajo de la barrera que saltó. Imposible llegar para Lee. Partido ganado y conclusiones obtenidas para Del Bosque. Era el momento de premiar a futbolistas que se quedan con la miel en la boca.

Domínguez, Bruno, Adrián y Soldado entraron en escena. Solo cuatro jugadores de campo de los que estarán en Polonia y Ucrania -Arbeloa, Albiol, Silva y Negredo- se quedaron en el campo. Había marcado Torres y el pulso por el puesto del 'nueve' pasaba a Negredo. Le sacó dos el portero y a la tercera puso el broche. Llegando en carrera y chutando abajo con potencia. Del Bosque respira. Sus elegidos en ataque golean sin Villa.