Empate que favorece a Millonarios
© EFE

Millonarios de Colombia empató 0 -0 de visita ante el peruano Inti Gas, en partido de ida por la primera fase de la Copa Sudamericana-2012 jugado en la ciudad peruana de Ayacucho.

El once cafetero dominó gran parte del encuentro, caracterizado por la poca agresividad en ofensiva y la busqueda de los remates de larga distancia en el local como única vía para desnivelar.

Inti Gas y Millonarios volverán verse la cara el 14 de este mes en Bogotá, y los peruanos tendrán que reestructurar su esquema si pretenden dar la sorpresa en Bogotá y pasar a la segunda fase del torneo.

El equipo bogotano emerge a su su vez con la necesidad de afinar la puntería luego de perder goles cantados en el primer lance. En los primero 20 minutos, Millonarios fue dominador en la ciudad andina de Ayacucho, a 2.750 metros de altura, y apeló a los veloces delanteros Cosme y Rentería para llegar con claridad por los lados o por el centro provocando peligro en la valla de Villasante.

Los errores en la marca en el medio sector de la visita permitieron que los locales tomaran por momentos la iniciativa y se aventuraran a adelantar líneas en busca del arco de Nelson Ramos.

Falla en la definición
En uno de los ataques de los ayacuchanos, a los 30 minutos, Gary Correa ingresó solo por la izquierda y falló en el toque final cuando la tribuna coreaba el gol de apertura. Los delanteros colombianos Cosme y Rentería ya habían perdido goles en varias oportunidades.

La segunda etapa fue una copia de los primeros 45 minutos, y mientras Millonarios se mostró más atrevido y con mejor dominio de balón, el equipo local esperó agazapado en su terreno para intentar el contragolpe y los lanzamientos de larga distancia buscando al delantero Estigarribia.

Las pocas llegadas de peligro siempre estuvieron en los pies de los colombianos que, acostumbrados a la altura de Bogotá, no sintieron la de los andes peruanos.

A los 70 minutos, el colombiano Ramírez ingresó al área rival y cabeceó cuando el arquero Villasante solo hacia vista y estaba vencido, pero la posibilidad del gol se le negó. Esa fue la mejor oportunidad de la visita para salir ganador del estadio de Cumaná.

El cambio del volante creativo Mayer Candelo, que se cansó de dar pases a los delanteros, bajó el ritmo de Millonarios que al final se conformó con el empate que le da chance para el choque de revancha.