Uruguay resiste en Francia (0-0)
© AFP

Francia dominó a Uruguay pero no consiguió plasmarlo en un marcador que no se movió (0-0) en el partido amistoso que sirvió de estreno como responsable del banquillo francés para el antiguo internacional Didier Deschamps.

El encuentro, que sirvió de preparación a Deschamps y a su equipo para la ronda de clasificación de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, fue el cuarto enfrentamiento sucesivo de ambas selecciones que termina con empate a cero.

Ribéry por la banda izquierda, Valbuena por la derecha, Evra y, en menor medida Benzéma -sustituido en la segunda parte- fueron los que plantearon más peligro a la defensa uruguaya.

No obstante, fue Yanga Mbiwa el que se estrenó en los tiros a puerta en el minuto 13 con un cabezazo picado que, después de haber sido parcialmente despejado por el guardameta Muslera, se estrelló en el poste.

Le siguió Benzéma con otro cabezazo que salió algo por encima de la portería siete minutos después, y Valbuena, que ya en la segunda parte (en el minuto 51) lanzó una volea detenida de nuevo por el portero uruguayo.

Ocho minutos más tarde, otra vez Benzéma disparó al poste derecho un pase que había recibido de Evra.

Con el último suspiro
La última gran oportunidad fue para Gomis, ya en el tiempo de descuento, que recibió una pelota solo ante el portero que no supo controlar y se perdió por la línea de fondo.

Los uruguayos protagonizaron pocas jugadas de peligro para la portería francesa en la primera parte, la mayor parte fruto de rápidos contraataques en los que sobresalió Forlán.

En la segunda, las cosas cambiaron algo, con una menor desventaja en el tiempo de control del balón y con nuevas acciones rápidas de los uruguayos esta vez más comprometidas para la defensa francesa.

En particular en el minuto 70, un pase de Rodríguez que Abreu remató en la línea del área pequeña y que el guardameta Lloris consiguió detener con las piernas.

Deschamps dijo al término del encuentro que "había sido una pena" no haber podido mover el marcador por "las oportunidades" de su equipo y reconoció que entre sus jugadores "a nivel técnico hay todavía disparidades".