Holanda cae en estreno de Van Gaal (4-2)
© AFP

Bélgica goleó 4-2 a Holanda en un fallido debut del técnico Louis van Gaal en su segundo ciclo al frente de la Naranja Mecánica, en Bruselas, en un partido amistoso de preparación para el inicio de las eliminatorias mundialistas europeas.

Los holandeses, eliminados en primera ronda de la Eurocopa 2012 en junio, que significó luego la salida del técnico Bert van Marwijk, no pudo levantar cabeza en el clásico con su vecino Bélgica, que se aprovechó para golearlo y levantar la moral para su debut en eliminatorias.

Pese a que los neerlandeses estuvieron por delante en el marcador a falta de 16 minutos para el final con dianas de Narsingh (53), Huntelaar (55), los Diablos Rojos los castigaron con tantos de Benteke (19), Mertens (74), Lukaku (77), Vertonghen (80).

El portero holandés Maarten Stekelenburg fue una de las figuras del encuentro, tapando varios gritos de gol claros para los locales, por lo que el resultado podría haber sido más abultado.

Van Gaal contaba con arrancar con buen pie su segunda oportunidad al frente de Holanda, luego de su paso en 2002, y eligió relegar al punta Robin van Persie, flamante incorporación del Manchester United este miércoles, para incluir a Klaas-Jan Huntelaar como centrodelantero.

El ex técnico del Ajax se decantó por el artillero del Shalke 04, para dar un primer paso de acercamiento a los hinchas, que lo reclamaban en lugar de van Persie, flojo en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 y también en la Eurocopa 2012, en lo que era el gran debate de la prensa deportivo holandesa.

Se abre el tanteador
Tras unos quince minutos de estudio, los belgas abrieron el fuego con una diana de Benteke tras una asistencia de Mirallas penetrando al rectángulo por izquierda.

Pero la "Oranje" retomó la iniciativa con Arjen Robben haciendo daño por la banda izquierda y Huntelaar en el centro, obligendo a Courtois a efectuar dos bellas atajadas (26, 30).

En la segunda parte, las tribunas se levantaron en dos minutos: Narsingh (53) primero y Huntelaar (55) despues daban vuelta el resultado, maltratando a la defensa belga.

Parecía que los hombres de Van Gaal se iban a quedar con el clásico número 125, pero los Diablos Rojos, que no participan en una gran cita desde el Mundial-2002, llegaron a igualar por medio de Mertens (74), aunque antes se lo habían perdido De Bruyne, Chadli, Defour y Lukaku.

Fue un golpe psicológico porque tres minutos después golepó Lukaku (77) y luego Mertens, muy activo, le ofreció a Vertonghen el cuarto (80), que desató la fiesta para los chicos de Marc Wilmots.