Marsella y Burdeos llegan a lo más alto
© AFP

Marsella, que ganó al Sochaux (2-0), y Burdeos, que hizo lo propio con el Rennes (1-0), en la segunda jornada de la Liga francesa, encabezan la competición junto con el Lyon y el Bastia, que vencieron el sábado, con dos victorias en dos partidos los cuatro equipos.

En cambio, el 'galáctico' París Saint Germain, que invirtió una fortuna en refuerzos de calidad como el sueco Zlatan Ibrahimovic, ausente por lesión, o el argentino Ezequiel Lavezzi, quien fue expulsado y dejó a su equipo con diez durante casi media hora, apenas empató 0-0 en su visita al Ajaccio.

El equipo de Carlo Ancelotti, quien terminó expulsado, intentó llevar la inicitativa con pocas ideas y cuando abrió algún hueco en la defensa local, apareció el genial portero mexicano 'Memo' Ochoa, un ídolo en Córcega.

El PSG había rescatado un empate 'in extremis' en su debut liguero ante el Lorient en la capital y ahora vuelva a fracasar en su intento de sumar de a tres. En apenas dos fechas, Lyon, Burdeos y Marsella, candidatos al título, le han sacado cuatro unidades de ventaja.

En su estadio Velodrome, el Marsella dominó de principio a fin y se impuso con comodidad, tras un gol de André-Pierre Gignac (minuto 53) y otro de Charles Kaboré, en el tiempo de descuento.

El OM, discreto en el mercado de transferencias pese al décimo puesto la pasada temporada, arrancó el torneo con bajo perfil, pero tras dos fechas sus hinchas se ilusionan con pelear el título de la mano del técnico Elie Baup, quien suplantó a Didier Deschamps tras su partida a los Bleus.

Los marselleses encaran una semana importante, con el partido de ronda preliminar de Europa League en el campo del Sheriff Tiraspol, por lo que llegar con la moral alta era una de las consignas, antes de visitar al campeón Montpellier el fin de semana próximo. Tuvieron éxito.

Burdeos saca buen triunfo
El atacante Gignac parece ser el eje del equipo, aprovechando la ausencia por recuperación de Loïc Rémy (muslo). Marcó un gol y estuvo presente en casi todas las situaciones de riesgo generadas por el OM, junto a un socio de lujo como el volante ofensivo Mathieu Valbuena.

Por su lado, el Burdeos se llevó los tres puntos delante de su hinchada con un tanto del franco-polaco Ludovic Obraniak (75), con un zurdazo preciso, después de que Henri Saivet fallara un penal polémico tapado de forma magistral por el portero Benoit Costil.

"Este inicio de temporada me sonríe", dijo Obraniak.

Los hombres de Francis Gillot firmaron su octavo triunfo consecutivo en Liga francesa, contando los de la pasada, antes de su desplazamiento de alto riesgo al Parque de los Príncipes para enfrentar al galáctico PSG.

El colombiano Víctor Hugo Montaño entró en el once bretón para jugar los últimos treinta minutos y estuvo cerca de anotar, pero sus tiros siempre encontraron respuesta de un imperial Cedric Carrasso (76, 88).