Palmeiras clasifica aun con derrota
© AFP

El Palmeiras, del exseleccionador brasileño Luiz Felipe Scolari, cayó goleado por 3-1 ante el Botafogo, pero se clasificó a los octavos de final de la Copa Sudamericana gracias a la victoria en casa, por 2-0, en el partido de ida de la llave.

El holandés Clarence Seedorf, el experimentado Renato y el uruguayo Marcelo Lodeiro convirtieron los goles del equipo carioca, que actuó en su fortín del estadio Joao Havelange, de Río de Janeiro, mientras que Patrik anotó el gol salvador de los paulistas.

El rival del Palmeiras en la siguiente fase saldrá de la serie que disputarán a partir del 30 de agosto el Guaraní paraguayo y el Millonarios colombiano.

El equipo paulista venía de vencer por 2-0, en Baruerí, al Botafogo, con dos tantos del artillero argentino Hernán Barcos.

El Palmeiras tuvo la primera oportunidad de abrir el marcador a los 30 minutos, en un remate de Barcos, pero el primer gol fue para los dueños de casa, en el minuto 34, cuando Lucas en posición dudosa habilita a Andrezinho, quien al intentar regatear al portero Bruno fue derribado por el guardameta.

Sin embargo, el árbitro Leandro Vuaden concedió la ley de la ventaja y Seedorf, sin ningún problema, puso el 1-0 a favor del Botafogo.

Cuatro minutos después, el atacante Rafael Marques salió lesionado y en su lugar entró el uruguayo Lodeiro.

Antes de terminar el primer tiempo, en el minuto 42, en una combinación con Barcos el centrocampista Patrik, quien relevó en la titular al lesionado chileno Jorge Valdivia, cruzó el balón y venció a Jefferson, portero de la selección brasileña.

A aguantar el global
En el segundo tiempo, a los 56 minutos de juego, Seedorf se proyectó por la franja izquierda y con un pase magistral dejó a Renato al frente del portero Bruno y el exjugador del Sevilla embocó así el balón en las redes para el 2-1 parcial.

En el minuto 68, Scolari sustituyó al lateral paraguayo Alberto Román, quien estaba amonestado, y mandó en su lugar al zaguero Luiz Gustavo.

El tercer y animador gol del Botafogo llegó a los 72 minutos en una jugada iniciada por Lodeiro, seguida por Lucas y finalizada nuevamente por el internacional charrúa.

El equipo de Sao Paulo aguantó en los minutos finales la incesante presión del Botafogo, que se despidió del torneo sudamericano con una actuación digna ante su público.