Yahia: "Fue una pena eliminar a Egipto"
© Getty Images

Anther Yahia ocupará siempre un lugar prominente en la historia del fútbol argelino, pues un gol suyo llevó a los Zorros del Desierto a la fase final del Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™. Aunque, después de la competición, el defensa no ha vuelto a formar parte de la selección, su interés por el combinado nacional no ha mermado y no descarta la posibilidad de regresar al equipo. Yahia afirma que sigue muy de cerca los progresos de su nación por la competición preliminar de Brasil 2014 y por la fase de clasificación para la Copa Africana de Naciones 2013.

En la máxima competición continental, solamente un partido separa a Argelia de la clasificación para la fase final que se celebrará en Sudáfrica el año próximo. Los argelinos se impusieron por 0-1 a domicilio a la también norteafricana Libia en la ida, disputada el pasado fin de semana, y Yahia está seguro de que su nación conseguirá el pase en la vuelta, el mes que viene en casa. “El favorito siempre lo es sobre el papel, pero el partido se decide sobre el terreno de juego", ha declarado. "Enfrentarse a un equipo árabe es muy diferente a enfrentarse a un subsahariano. Argelia juega contra selecciones como Ghana, Camerún o Costa de Marfil de una forma mucho más física. Contra Libia no tanto, y los diferentes aspectos del juego cobran importancia. Además, se trata de un derbi y nadie quiere perder un derbi. Para el derrotado, los meses siguientes resultan bastantes incómodos. No hay nada tan gratificante como ganar un derbi”.

El jugador, de 30 años, afirma que, no obstante, un derbi presenta también una cara menos atractiva. “Da mucha pena tener que eliminar a tus ‘paisanos’. Por ejemplo, cuando disputamos la repesca contra Egipto por el pase al Mundial, uno de los dos países tuvo que ceder y no pudo clasificarse. Pero así son las cosas”.

Yahia comenta que su retirada de la selección nacional a principios de este año supuso una oportunidad para las jóvenes promesas. “No quiero ser un estorbo en la formación de jugadores internacionales. Yo he jugado en la selección desde que tenía 21 años. Para mí fue siempre una prioridad e intenté estar disponible para el equipo en todo momento. Creo que ha llegado la hora de pensar en otras cosas”.

Sin embargo, no descarta la posibilidad de regresar al equipo. “Que no quiera formar parte de la selección no significa que le dé la espalda a mi país. Está claro que si me necesitan, no voy a negarme. Sin embargo, creo que es importante que otros tengan también su oportunidad”.

“Contamos con un equipo muy bueno, que posee jugadores estupendos y un gran seleccionador. Nos encontramos entre los mejores de África en estos momentos, y seguiremos siendo uno de los mejores. Tenemos una defensa muy poderosa, y ahora le toca a la nueva generación tomar el relevo”.

Argelia ocupa actualmente el segundo puesto del Grupo H en la competición preliminar de Brasil 2014, donde ha derrotado a Ruanda, pero ha perdido contra Malí, y Yahia parece convencido de que el equipo puede repetir el éxito de 2010 y clasificarse para Brasil. “No me parece que la derrota sufrida ante Malí sea una tragedia. Podemos conseguirlo, además nuestros dos rivales principales todavía tienen que jugar en Argelia”.

Sueños y desafíos
Yahia, que nació en Mulhouse y formó parte de las categorías inferiores de la selección de Francia, afirma que siempre soñó con representar al país de sus padres. “Cuando empecé en el fútbol, no tenía ninguna posibilidad de jugar con Argelia. El país no había puesto en marcha un buen sistema de búsqueda de jóvenes talentos, pero mi primera opción siempre fue Argelia. También soñaba con disputar un Mundial, y me siento muy satisfecho por haberlo conseguido”.

El defensa, salido de la Academia de Juveniles del Sochaux, firmó su primer contrato profesional con el Inter de Milán. “Procedo de una familia muy sencilla, y tengo tres hermanos y tres hermanas. Con mi fichaje por el Inter pude ayudarlos. Cuando se tienen sólo 18 años, no resulta fácil abrirse paso en un equipo con tantas estrellas, pero gané mucha experiencia. Un año después se me presentó la oportunidad de jugar regularmente de titular en Francia, y la aproveché”.

Yahia militó en el Bastia y en el Niza antes de dar el salto a la Bundesliga alemana con el VfL Bochum. Se marchó de este club el año pasado para formar parte del Al Nassr en Arabia Saudí, pero cuando el Kaiserslautern, que no atravesaba su mejor momento, requirió sus servicios, regresó a Alemania con su esposa, Karima, hermana gemela de su compañero en la selección argelina Karim Ziani, y su hijo de un año. “No lo dudé. Para mí, la Bundesliga es una de las ligas más atractivas de Europa. La afición es fantástica y los estadios, maravillosos”.

“Lamentablemente, perdimos la categoría al final de la temporada. Pero se trata de un club grande, con una tradición inmensa y unos aficionados que lo apoyan sin reservas. Me alegro de vivir experiencias nuevas como ésta”. Yahia está seguro de que el club volverá a la máxima división. “Para el club, para la afición y para la ciudad es muy importante y, con el equipo que tenemos, nuestro único objetivo es conseguir el ascenso”.