Tomás Costa clasifica a la Católica
© AFP

Un gol del argentino Tomás Costa le dio la clasificación a la Universidad Católica chilena a los octavos de final de la Copa Sudamericana, pese a perder por 1-3 frente al Deportes Tolima colombiano, en el compromiso de vuelta de la segunda fase del torneo.

Los chilenos enfrentarán ahora al Atlético Goianiense brasileño en los octavos de final del torneo.

La Universidad Católica había ganado por 2-0 en Santiago, y aunque el marcador global registró un 3-3, el gol de visitante fue suficiente para seguir su camino en la Copa, en detrimento del equipo colombiano, que quedó eliminado a pesar del triunfo.

Félix Noguera, Gerardo Vallejo y el paraguayo Robin Ramírez marcaron los goles del Deportes Tolima.

Universidad Católica manejó las acciones desde el comienzo y atacó con más claridad que el conjunto local, que necesitó varios minutos para acomodarse en el terreno de juego.

Pero cuando lo consiguió, su trabajo se vio reflejado en el buen toque de balón y en la constante presión que comenzó a ejercer en el área del rival, especialmente por una continuidad de tiros de esquina, tras los cuales el portero Christopher Toselli salvó a su equipo en varias oportunidades.

Pero no pasó lo mismo en el minuto 31, cuando Félix Noguera concretó el primer gol de la noche, tras un potente remate que alcanzó a pegar en Fernando Cordero antes de entrar al fondo de la red.

Gol del pase
Aunque los chilenos intentaron reaccionar en especial con un jugador como Álvaro Ramos, fue el conjunto local el que consiguió el segundo tanto al minuto 42 por intermedio de Gerardo Vallego, luego de un gran pase de Cristian Marrugo, una de las principales figuras del Deportes Tolima en el primer tiempo.

En la etapa complementaria, muy temprano, en el minuto 49, aumentó la ventaja el conjunto colombiano con un gol del paraguayo Robin Ramírez, una vez más tras un gran pase de Marrugo.

Sin embargo, cuando la afición festejaba lo que parecía la clasificación de su equipo a los octavos, un gol en el minuto 53 del argentino Costa, tras un potente remate imposible de detener por el portero Antony Silva, cambió la historia, para que los chilenos fueran los que avanzaron precisamente por marcar de visitante.

Los colombianos buscaron por todos los medios una nueva anotación que les devolviera la ilusión, pero la ansiedad y los roces entre los jugadores no se lo permitieron.