Puyol, dos meses afuera
© AFP

El capitán del FC Barcelona Carles Puyol, que sufrió una luxación en el codo izquierdo durante el partido de Liga de Campeones ante el Benfica, estará de baja durante ocho semanas, después de que se haya decidido realizar un tratamiento conservador para su recuperación.

Según ha informado el club catalán, el resultado de las pruebas han determinado la necesidad de que no tenga que ser intervenido quirúrgicamente y que se realice un tratamiento alternativo.

El jugador, que ha pasado la noche en un hospital barcelonés, se lesionó en el minuto 76 después de sufrir una caída en una jugada en la que no intervino ningún rival. La acción requirió su evacuación al hospital Lusíadas de Lisboa, donde le redujeron la luxación.

La reducción se realizó bajo anestesia y posteriormente se inmovilizó la zona para permitir que el jugador viajara de vuelta a Barcelona junto con la expedición del equipo.

¡Buenos días! Siempre vuelve a salir el sol. ¡Gracias a todos por vuestros mensajes! Un abrazo.
Puyol, en una red social, sobre la lesión en su codo.

Puyol, que recibió la visita en el hospital del presidente del club, Sandro Rosell, y del director técnico, Andoni Zubizarreta, ha mostrado su agradecimiento mediante su cuenta en 'twitter'.

"¡Buenos días! Siempre vuelve a salir el sol. ¡Gracias a todos por vuestros mensajes! Un abrazo", ha dicho el central en la citada red social.

La presente es la tercera lesión que ha sufrido desde el inicio de la temporada. Se había perdido la Eurocopa, porque tuvo que someterse a un artroscopia para limpiar la rodilla derecha y hubo de hacer la recuperación durante la pretemporada.

En la segunda jornada de liga se fracturó el pómulo en el Reyno de Navarra y se perdió dos partidos. A su regreso, el 15 de septiembre, sufrió una elongación del ligamento cruzado posterior de la rodilla izquierda ante el Getafe, tras la que reapareció ante el Benfica.