El Athletic cae y se complica
© AFP

El Lyon derrotó al Athletic Club de Bilbao (2-1), con un gol del argentino Lisandro López, una derrota que complica la clasificación para los deiciseisavos de final del equipo español, finalista la pasada temporada en esta competición.

El Lyon suma nueve puntos tras tres jornadas, con tres de ventaja sobre el Sparta de Praga, que ganó en el otro encuentro del grupo I de la Europa League al Hapoel Ironi, de Israel, por 3-1.

Vascos e israelitas cierran el grupo con un solo punto y tendrán que luchar entre ellos por ser el tercer equipo que se clasifica para la siguiente fase.

El argentino Lisandro adelantó a los locales en el minuto 54, gracias a un fenomenal cabezazo desde el punto de penal a centro desde la banda derecha del lateral Anthony Reveillere, que había recuperado el balón en el centro del campo.

Ibai Gómez empató para los vascos (79) con un fuerte disparo desde el pico del área tras una gran jugada del internacional Fernando Llorente, que acababa de entrar al terreno de juego, sustituyendo a Aritz Aduriz, que falló un par de ocasiones durante el partido.

Finalmente, el internacional francés Jimmy Briand logró el gol del triunfo a cuatro minutos para el final, rematando una buena jugada de otro delantero que en el pasado vistió la camiseta de Francia, Bafetimbi Gomis.

Contrastes marcados
"Hemos sufrido ante un buen equipo que demostró por qué llegó a la final de la competición el año pasado", destacó el técnico local Remi Garde, que subrayó al portero Vercoutre como una de las claves de la victoria.

Con este resultado, el equipo que entrena el argentino Marcelo Bielsa, que se había marcado ganar tres de los últimos cuatro partidos de la primera fase para clasificarse, se complica su clasificación y no tiene ya derecho a más errores.

El técnico rosarino se lamentó de la derrota: "Realmente hemos dominado durante 85 minutos. Estábamos mejor posicionados. Estábamos tranquilos, pero en los cinco minutos posteriores al empate, el partido cambió de fisonomía y hemos perdido el control".

"Es difícil dar explicaciones a semejante cambio de la situación, sobre todo, después del empate", admitió Bielsa, que reconoció que la victoria del Lyon era "merecida".

Pese a todo, el técnico argentino se mostró convencido de que si el equipo logra vencer en las tres jornadas que restan tiene posibilidades de clasificarse. "No renuncio a esa posibilidad", dijo.