Atlético de Madrid sufre pero se impone
© AFP

El Atlético de Madrid sufrió mucho para derrotar a la Académica Coimbra de Portugal, pero su victoria le permite liderar el grupo B de la Europa League y rozar la clasificación para la siguiente fase.

El equipo entrenado por Diego Pablo Simeone sigue imparable y acumula 21 partidos consecutivos sin perder, con victoria en los últimos once.

Contra la Académica, sin su goleador colombiano Radamel Falcao, el Atlético sufrió más de lo esperado, pese a que controló el juego buena parte del partido, pero el gol portugués llevó la inquietud a los seguidores rojiblancos en los últimos minutos.

Como es habitual en esta primera fase de la Europa League, Simeone contó con muchos suplentes en el once inicial, sobre todo en defensa.

En ataque, ante la falta de Falcao, el brasileño Diego Costa volvió a revelarse como la baza goleadora del Atlético en la Europa League. Fue el encargado de abril el marcador, poco después de la reanudación (48), rematando un lanzamiento desde la esquina de Koke que peinó con la cabeza el portugués Tiago.

Tenso desenlace
Ese gol cambió el partido, hasta ese momento aburrido y sin gran juego en la primera mitad. Gracias a ese tanto, el equipo de Simeone se hizo aún más daño del juego frente a un rival que no mostraba peligro.

El turco Emre Belozoglu marcó un gol de falta directa desde fuera del área (68) que parecía que iba a dar la tranquilidad y los tres puntos al equipo colchonero.

Sin embargo, un gol del guineano Salim Cissé en el 85 cabeceó a gol uno de los pocos ataques de los portugueses y llevó la intranquilidad a los seguidores atléticos, que no al equipo, que ha demostrado, desde que lo entrena Simeone, que tiene fe ciega en lo que hace.