Uruguay rompe su mala racha (1-3)
© AFP

La selección uruguaya, después de sus recientes caídas en las eliminatorias mundialistas, levantó el ánimo con un triunfo sólido ante Polonia (3-1), en un amistoso en Gdansk, en el último partido del año para el equipo de Óscar Tabárez.

Con la ausencia de varios jugadores por decisión del técnico, entre ellos Diego Forlán, el equipo charrúa encarriló ya el partido en la primera mitad, con un autogol de Kanil Glik (minuto 21) y un bello tanto de Edinson Cavani (34).

En la segunda, Ludovic Obraniak acortó en el 64, pero Luis Suárez puso el 3-1 final instantes después, en el 65.

El triunfo en Gdansk, una de las sedes de la última Eurocopa-2012, sirve para tranquilizar los ánimos en el largo parón para los próximos partidos en las eliminatorias mundialistas, contra Paraguay y Chile, los días 22 y 26 de marzo. En el grupo único sudamericano, los campeones de la Copa América van quintos.

El equipo corta la mala racha y el sentimiento derrotista, tras los reveses sufridos en octubre ante Argentina (3-0) y Bolivia (4-1) en ese camino hacia Brasil-2014. Uruguay no ganaba desde el 4-2 a Perú en junio en Montevideo.

Desde el primer minuto, la Celeste dio muestras de la seriedad con la que afrontaba el partido y llegó con peligro a los dominios de Przemylsav Tyton.

En el minuto 3, Cavani avisó con un tiro al borde del área y tuvo protagonismo en la jugada del tanto, cuando Luis Suárez controló magistralmente en un lateral y envió un balón al centro del área, donde Glik, que intentaba evitar que Cavani rematara, introdujo la pelota en su red (21).

Suárez (30), muy activo y casi siempre incisivo para aprovechar la vulnerabilidad de la defensa local, estuvo a punto de sumar el segundo de los suyos, con un tiro que se estrelló en el larguero.

Tanto de la tranquilidad
Pero no hubo que esperar mucho más para el tanto de la tranquilidad, ya que Nicolás Lodeiro cedió para Suárez, que con un toque de clase se deshizo de su marca y cedió para Cavani, que esta vez sí pudo recibir, totalmente solo, y fusiló a gol en el 34 (2-0).

Para la segunda mitad, Tabárez quiso dar descanso a Cavani y lo sustituyó por Gastón Ramírez en el descanso.

Polonia intentó adelantar sus líneas y mostrarse más ofensiva y en el 64 logró acortar distancias, gracias a un disparo desde la frontal del área de Ludovic Obraniak, que recibió y casi sin pensarlo envió un balón imparable, directo a la escuadra de Fernando Muslera.

Suárez respondió poco después tranquilizando con el 3-1, recibiendo un balón en largo para plantarse en un cara a cara con Tyton, al que regateó antes de introducir el balón en la meta rival (65).

En la recta final, Uruguay supo dormir el partido y contener los intentos de un equipo polaco que se fue rindiendo poco a poco.

Polonia, 54º en l Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola y anfitriona de la Eurocopa en junio, donde fue eliminada en la primera fase, dio una mala imagen. En las eliminatorias mundialistas europeas, son terceros de grupo, detrás de Inglaterra y Montenegro.

Uruguay salda además una vieja cuenta histórica. En sus anteriores dos confrontaciones en categoría absoluta, se había registrado un empate (2-2 en Montevideo en 1986) y un triunfo de los polacos (1-0, de nuevo en Montevideo, en 1992).