Ibrahimovic antológico en victoria sueca (4-2)
© Getty Images

Zlatan Ibrahimovic fue el protagonista absoluto en el gran triunfo de su selección, Suecia, sobre Inglaterra (4-2) en un partido amistoso disputado en Solna, dentro de la preparación de ambos equipos para las eliminatorias a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

'Ibra' adelantó a los escandinavos en el 20, pero los ingleses remontaron luego gracias a Danny Welbeck (35) y Steven Caulker (39). En la recta final, el atacante del París Saint-Germain apareció como un tornado en el Friends Arena, con otros tres tantos (78, 85, 90+1), para decidir el partido.

"He conseguido goles bonitos durante mi carrera, pero con el equipo nacional quería conseguir esta victoria, ante un gran rival. Hoy era el primer partido en el nuevo estadio, contra un buen equipo", declaró la estrella del día.

Al final del encuentro, los compañeros y la hinchada rindieron homenaje al héroe del partido, que levantó al equipo cuando parecía encaminarse paso a paso hacia la derrota.

Un Ibrahimovic antológico, así se resumió el partido para los suecos. Tres disparos imparables y una tijera, en una noche que quedará seguramente para la historia del fútbol sueco y en la que Joe Hart, el arquero inglés, vivió una noche de pesadilla.

"A veces, cuando él hace esas cosas en entrenamientos o partidos, no crees que pueda ser posible. A veces es como si vieras un videojuego, porque no es posible hacer algunas cosas, como el cuarto gol, por ejemplo", comentó el entrenador sueco, Erik Hamren.

El capitán sueco consiguió el primero en el minuto 20, culminando un contragolpe golpeando con el exterior del pie derecho.

Una Suecia ambiciosa
El partido parecía ir de cara para una Suecia ambiciosa, ordenada en su 4-4-2 y contra una Inglaterra con bajas importantes, como las de John Terry atrás, Theo Walcott en el centro del campo o Wayne Rooney en ataque.

El empate provisional llegó por medio de Welbeck, tras un centro de Ashley Young (35), mientras que Caulker, el joven de 20 años que debutaba en el equipo nacional absoluto, consiguió el segundo de los suyos en el 39, tras recibir de Steven Gerrard, que cumplió su partido número 100 con los Pross.

Pero Ibrahimovic había decidido ser la estrella de la noche. El 2-2 llegó con un control con el pecho y una volea superpotente, ante la que no pudo hacer nada Hart en el 78.

Los 50.000 espectadores de Solna disfrutaron en el 85 cuando el exjugador del Barcelona y el Milan firmó el 3-2 en el 85, con un disparo de nuevo imparable para el portero del Manchester City, superando ante el 'vendaval Ibra'.

En plena fiesta, el delantero estrella consiguió el cuarto, en un contragolpe culminado con un remate en tijera (90+1), para terminar de rendir al público.

"Estoy decepcionado, obviamente, por haber recibido tres goles en los últimos quince minutos, cuando parecía que todo iba bien con el 2-1", admitió Hodgson.