Confirmación francesa y exhibición de Ibrahimovic
© Getty Images

EL RESUMEN DE LA JORNADA – Francia se impuso este miércoles a domicilio al subcampeón de Europa (1-2), un mes después de hacer tablas ante España, campeona del mundo (1-1), y confirmó así que se halla en plena fase de resurgimiento.

Sin embargo, la gran gesta de una noche en la que se disputaron más de treinta encuentros amistosos tuvo como protagonista al genial sueco Zlatan Ibrahimovic, autor de cuatro dianas frente a Inglaterra (4-2). Al mismo tiempo, Argentina se marchó de Arabia Saudí con un deslucido empate (0-0).

FIFA.com repasa este último ensayo general del año 2012.

El partido destacado
Italia 1-2 Francia
Goles: Stephan El Shaarawy (35') —Italia—; Mathieu Valbuena (37'), Bafétimbi Gomis (72') —Francia—.

Francia dio continuidad al meritorio 1-1 ante España ganando en Parma a una buena selección italiana, que lleva 50 años sin doblegar como local a los Bleus. Aun así, la Nazionale empezó con buen pie, tras una magnífica jugada que se originó mediante un despeje de Andrea Barzagli, perfectamente desviado por Mario Balotelli hacia la trayectoria de Riccardo Montolivo, quien clavó a la defensa antes de asistir a El Shaarawy. El jugador del Milan estrenó su cuenta anotadora como internacional batiendo a Hugo Lloris.

Pero dos minutos más tarde el marsellés Mathieu Valbuena, escorado a la izquierda, encaró la meta al deshacerse de dos zagueros, para luego introducir el esférico por la escuadra contraria. El partido se caracterizaba por un juego fluido, vistoso para el público, y podía dar un vuelco en cualquier momento. Finalmente, se decidió en un desborde de Jérémy Ménez, cuyo centro llegó a Patrice Evra. Este realizó un disparo en principio desviado, pero Bafétimbi Gomis empujó la pelota al fondo de las mallas. En el último cuarto de hora, Italia incrementó la presión, aunque se exponía a los contragolpes visitantes.

Las lecciones del día
Tras los goles de Danny Welbeck y Steven Caulker, que debutaba con la selección, la remozada formación inglesa creyó haber hecho lo más difícil. Pero no contaba con Zlatan Ibrahimovic, que firmó cuatro goles y cambió el signo de un encuentro repleto de lecciones para Roy Hodgson, que a pesar de la derrota (4-2) no siempre tendrá que enfrentarse a un fenómeno de esta categoría. Países Bajos y Alemania registraron un empate a ceros, explicado en gran medida por la falta de rodaje, debido a las múltiples ausencias en ambos equipos. 

El escenario fue similar para Suiza y Bosnia-Herzegovina, que ganaron respectivamente en Túnez (1-2) y Argelia (0-1), con goles en el tiempo añadido de Xherdan Shaqiri y Muamer Svraka. Eslovenia, por su parte, a pesar de un doblete de Nejc Pecnik, volvió a perder, esta vez en Macedonia (3-2). Ucrania dio la sorpresa al llevarse un triunfo de Bulgaria (0-1), ante un adversario muy entonado en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA™. El Turquía-Dinamarca concluyó en empate (1-1), con tantos de Mevlüt Erding y Nicklas Bendtner, mientras que Bélgica sucumbió en Rumanía, a raíz de un penal transformado por Gabriel Torje (2-1). 

La República Checa, con dos goles de David Lafata, ganó a su vecina Eslovaquia (3-0) en un encuentro en el que se realizaron once cambios, y un Portugal privado de Cristiano Ronaldo tuvo que contentarse con un empate en Gabón (2-2).

España viajó a Panamá donde, sin apretar el acelerados y con varias ausencias de relieve, firmó una goleada por 1-5 con goles de Pedró (2), David Villa, Sergio Ramos y Markel Susaeta. Gabriel Gómez descontó de penal en el 87 para los canaleros.

En Riad, se esperaba una exhibición de Lionel Messi frente a Arabia Saudí, pero lo mejor fueron las magníficas intervenciones de Sergio Romero, el arquero argentino. Los hombres de Frank Rijkaard, el primer entrenador de Messi en el Barcelona, crearon numerosas ocasiones ante un rival atenazado y que tan solo reaccionó en el último cuarto de hora. Los saudíes, muy voluntariosos, obtuvieron un merecidísimo empate, el resultado más prestigioso de su historia. 

Brasil y Colombia, por su parte, igualaron 1-1 en un partido amistoso disputado Estados Unidos, que significó para la Seleçao el cotejo número 1.000 de su rica historia llena de goles y triunfos.

Los otros equipos sudamericanos conocieron fortunas dispares. Uruguay recibió una inyección de moral en Polonia (1-3), en un gran partido de Edinson Cavani, pero Chile cayó en Suiza ante Serbia (1-3), con goles de Lazar Markovic, Filip Djordjevic y Filip Djuricic. 

También se jugaban dos encuentros correspondientes a la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. En el Grupo H, Montenegro venció cómodamente a San Marino, gracias a un doblete del experimentado Andrija Delibasic (3-0), y asciende así al liderato de la liguilla, con dos puntos más que Inglaterra y los mismos partidos. En el Grupo F, Irlanda del Norte consiguió igualar ante Azerbaiyán en el último minuto, por mediación de David Healy.

Jugador de la jornada
Zlatan Ibrahimovic se había comprometido a brillar ante el público de Solna. Y lo hizo más allá de todas sus expectativas. Sin desmerecer a sus compañeros, podría decirse que el gigantón sueco derrotó a Inglaterra él solo. Cuando percibe que todo el equipo juega para él, Ibrahimovic suele ser radiante, y pone toda su técnica al servicio de un enorme potencial físico, atreviéndose con los gestos más increíbles. Su cuarto gol fue una sensacional chilena en diagonal desde 25 metros.

Gol del día
Rusia 2-2 Estados Unidos (Michael Bradley, 76')
En un cambio de juego en largo, de la derecha a la izquierda, Juan Agudelo envió de cabeza el esférico hacia el centro, en la entrada del área. Michael Bradley conectó una volea con la derecha y el balón se alojó en la esquina izquierda de la portería, sin que el guardameta tuviese tiempo de intervenir.

Números que hablan
10: siete victorias, un empate y una derrota son el balance de Argentina en 2012. Paradójicamente, aunque Lionel Messi y compañía hayan vencido a ex campeones del mundo como Alemania (3-1) o Uruguay (3-0), sus dos igualadas se han producido ante los rivales a priori de menor entidad, Perú (1-1) y Arabia Saudí (0-0). Su única derrota fue ante Brasil.