Borghi se separa de su cargo
© AFP

El argentino Claudio Borghi, seleccionador de fútbol de Chile, fue despedido tras la derrota de su equipo contra Serbia (3-1), en un amistoso en la ciudad suiza de Saint Gallen, y ahora Chile busca un técnico de carácter ofensivo y que conozca el medio local.

"Dejo de ser el entrenador nacional, se acaba una etapa muy linda de mi vida. Estoy muy orgulloso de haber tomado este puesto, pero a partir de hoy le dejamos las libertades para que tengan tiempo suficiente y recibir otro entrenador", añadió.

En una rueda de prensa posterior a medios de prensa chilenos en Zurich, el presidente de la Asociación Nacional de Fútbol de Chile (ANFP), Sergio Jadue, confirmó el despido. Dijo que éste se debió al mal juego mostrado por el equipo y explicó que busca "maximizar las opciones de clasificar a Brasil 2014".

"Esta generación de jugadores debe y merece ir al Mundial", dijo Jadue.

El directivo señaló además que aún no hay candidatos para dirigir el equipo, pero sí un perfil definitivo.

"Nos gusta un perfil con fondo de juego rico, ofensivo, porque tenemos jugadores para ello", señaló.

"Tiene que ser un técnico que haya tenido éxitos deportivos, vigente y que conozca el medio" local, agregó Jadue, añadiendo que en diciembre estaría resuelta la contratación.

A superar el trago amargo
Chile decepcionó en el amistoso jugado en Saint Gallen, donde sufrió una merecida derrota ante Serbia (3-1), en un duelo en que su estrella, Alexis Sánchez, se retiró en el minuto 20, tras un golpe en un tobillo.

Al finalizar el duelo, Sánchez dijo a periodistas que el equipo se sentía culpable por la salida de Borghi y que Chile se perdía a un "gran entrenador" con su partida.

"Nos sentimos también culpables de lo que pasó hoy y en los partidos anteriores", dijo Sánchez, según reproduce en Santiago radio Cooperativa.

"Los jugadores no dimos el 100 por ciento (...), creo que le fallé a Borghi. Perdimos un gran entrenador, pero ahora hay que mirar hacia adelante", dijo el atacante.