Brasil y Colombia dividen honores (1-1)
© AFP

Las selecciones de fútbol de Brasil y Colombia empataron 1-1 en un partido amistoso disputado en el estadio MetLife de East Rutherford (Estados Unidos), que significó para la 'Seleçao' el cotejo número 1.000 de su rica historia.

Los goles fueron anotados por el colombiano Juan Guillermo Cuadrado (44) y el brasileño Neymar (64).

Los cafeteros abrieron el marcador a través del volante de la Fiorentina de Italia, quien con potente remate de derecha dentro del área venció la resistencia de Diego Alves, previa habilitación del '10' James Rodríguez.

El empate brasileño llegó en una jugada individual del astro Neymar sobre la izquierda, donde fue arrinconando rivales y con gran precisión logró sacar un remate en diagonal para superar al golero David Ospina.

Buen espectáculo
El partido fue entretenido y con varias situaciones de riesgo en los arcos, con un Neymar activo en el ataque de la auriverde, mientras que el ariete Radamel Falcao García tuvo pocas ocasiones para vulnerar la valla rival.

Pero a falta del 'Tigre', Cuadrado emergió como el hombre más peligroso en el combinado dirigido por el argentino José Pekerman con su constante habilidad y velocidad, mientras que en Brasil Kaká tuvo un partido discreto en su segunda presencia en la era de Mano Menezes.

Precisamente el astro del Real Madrid estuvo muy cerca del gol a los 17 minutos, pero su disparo se fue desviado cerca del palo derecho en la que sería la primera jugada de peligro de Brasil.

Al 31, Kaká volvió a sus andadas y estrelló un remate en el horizontal. Cinco minutos después fue el arquero colombiano quien hizo una soberbia atajada ante un cabezazo de Neymar, en lo que parecía el primer gol de Brasil.

Colombia, que trabajó muy bien durante los 90 minutos, destacándose sobre todo en la primera parte, aprovechó bien las bandas para pasar en ataque, con un James Rodríguez como eje de las acciones ofensivas.

Y fue precisamente en los pies del '10' del Oporto de Portugal donde nació el gol (44) de los cafeteros, colocando en pase en profundidad a Cuadrado, quien definió con un remate fuerte en diagonal que no logró contener Alves.

Brasil para la segunda mitad se apoderó del control del partido y llegó a arrinconar a Colombia sobre su arco, incluso antes del gol a los 64 el habilidoso delantero del Santos tuvo la oportunidad a los 46 con un remate que logró contener Ospina sobre el paral derecho tras una combinación con Kaká.

El empate a los 64 se presentaba justo para ambas selecciones, pero Brasil tuvo el triunfo en sus manos de no ser por una pésima ejecución.