Bolivia arranca empate (1-1)
© AFP

La selección de fútbol de Bolivia arrancó un sufrido empate 1-1 ante Costa Rica, en los descuentos, en partido amistoso disputado en la ciudad boliviana de Santa Cruz, preparatorio para la ronda premundialista para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. 

Joel Campbell, del Betis español, convirtió la diana a los 72 para Costa Rica, e igualó Carlos Saucedo para los bolivianos a los 90+1.

Bolivia entró con un esquema que el técnico, el español Xabier Azkargorta, pretende imprimirle para dotarle de orden y potencia ofensiva: un medio sector poblado, dos carrileros y dos atacantes.

Los 'ticos', de la mano del colombiano Jorge Luis Pinto, metieron en la cancha a cinco 'legionarios', con Campbell, como principal ficha en el ataque.

Bolivia trató de orientarse por medio de sus dos volantes, Alejandro Chumacero y Gualberto Mojica, y buscando a su principal atacante, Carlos Saucedo que hizo tres de los cuatro goles ante los 'charrúas'.

Campbell, en constante participación
El costarricense Campbell estuvo muy cerca de abrir el marcador en el primer tiempo, pero falló en la puntada final. Sólo tenía que esperar unos minutos más para alcanzar su objetivo.

El ritmo de los primeros minutos fue bajando. Bolivia parecía que reducía sus velocidades, con contraataques improductivos. La hinchada comenzó a impacientarse, porque el grito de gol se quedaba en media garganta.

Los centroamericanos, en cambio, se mostraban más tranquilos e incluso con un técnico Pinto que pedía orden e instruía a no perder el control, principalmente en el medio terreno y la última línea.

Azkargorta metió al volante ofensivo Jhasmany Campos en lugar de Mojica para darle mayor movimiento, pues el empate no era buen resultado para un encuentro, en condición de local, a pesar de ser amistoso.

El otro delantero boliviano Juan Carlos Arce fue reemplazado por Darwin Ríos, pues, a pesar de que sudaba la camiseta, no podía desequilibrar la defensa de Costa Rica.

Los 'ticos' también movieron fichas. Entró Néstor Monge por Allen Guevara y adelantaron a sus jugadores, aprovechando que el reloj aumentaba los nervios altiplánicos.

Campbell abrió el marcador a los 72, cuando los bolivianos estaban volcados en el ataque.

Los bolivianos alcanzaron el milagroso empate a los 90+1, cuando la visitaba se frotaba las manos con una alentadora victoria.