Messi brilla, Barcelona avanza (0-3)
© AFP

El Barcelona se impuso fácilmente al Spartak de Moscú 3-0, en un partido del Grupo G de la Liga de Campeones disputado en el Estadio Luznhiki de la capital rusa, y logró su clasificación para la siguiente fase de la competición.

El equipo catalán sentenció el partido en la primera parte con goles del brasileño Dani Alves (16') y dos del argentino Leo Messi (27' y 39').

Con esta victoria, el Barcelona suma 12 puntos y se aseguró su clasificación para los octavos de final de la competición, aunque no aún la primera plaza del grupo, que dependerá del resultado que el Celtic de Glasgow logre en la cancha del Benfica Lisboa, así como los resultados de la sexta y última jornada de la fase de grupos.

Rápida ventaja
Pese al frío moscovita, la temperatura rondaba los cero grados, el Barça salió muy concentrado desde el principio, imponiendo su juego de control y pase ante un Spartak que se defendía atrás y lanzaba rápidos contraataques, aunque ninguno de los dos equipos dispuso de ocasiones en los primeros minutos.

El primer aviso del Barça llegó en el minuto 12, cuando Pedro Rodríguez controló con el pecho un pase de Xavi Hernández en el interior del área, y su remate lo desvió al córner el arquero Andriy Dikan.

Pero dos minutos después, el Barcelona marcó el primero. Messi luchó por una pelota en el área y el rebote le llegó al brasileño Dani Alves, que empalmó desde la frontal un fuerte disparo raso que se coló en la portería rusa.

El astro argentino aprovechó un rechace del arquero a disparo de Andrés Iniesta para anotar el segundo gol (27') ante un equipo ruso que apenas inquietaba la portería de Víctor Valdés.

De nuevo Messi, en el 39', recibió un pase en profundidad de Pedro, encaró y regateó a Dikan para marcar el tercer gol a puerta vacía, dejando sentenciado el partido, con la consiguiente clasificación para la siguiente fase, antes del descanso.

Con esos dos goles, Messi se coloca con 80 goles en lo que va de 2012 y se encuentra ya a sólo cinco del récord absoluto de tantos marcados en un año natural que posee el alemán Gerd Müller desde 1972.

Cambio de ritmo
Tras la pausa, viendo que el partido continuaba por los mismos derroteros que en los 45 primeros minutos, el técnico español del Spartak, Unai Emery, decidió jugársela en el minuto 63 dando entrada en el campo al brasileño Welliton y al mediopunta georgiano Jano Ananidze por el defensa Kirill Kombarov y por el delantero nigeriano Emmanuel Emenike, ineficaz en ataque.

Pero el equipo ruso, que no sólo se jugaba su posible pase a octavos, sino la posibilidad de acabar tercero del grupo para poder jugar al menos la Europa League, seguía sin reaccionar.

Peor aún, el Barcelona se encontró muy cómodo en el campo con la ventaja obtenida en la primera parte y pudo ampliar la ventaja, sobre todo gracias a la rapidez y la verticalidad de Pedro y Messi, que volvieron loca a la defensa moscovita.

A falta de que se juegue el otro partido del grupo G, el Barcelona lidera la llave con 12 puntos, seguido por el Celtic con 7 (al que un empate le serviría para clasificarse), el Benfica con 4 y cierra el Spartak con 3, por lo que está prácticamente eliminado.